Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 28/06/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
María José Cordero
10/01/2016

La invasión

Ya llegaron los Reyes, esos magos de Oriente que a algunos les traen mucho y a otros nada. Cuando era pequeña y escuchaba por la radio la campaña de recogida de juguetes para los niños sin recursos, no entendía muy bien por qué a esos niños los Magos no les hacían llegar los regalos.  No recuerdo qué respuesta me daría mi madre a eso…


De todas formas, la inocencia es bella, entra en el mundo de lo ilusorio y creíble por más fantasía que uno le eche. Pero creo que hemos llegado a un punto en el que a los niños se les satura con demasiadas cosas: excesivos regalos en casa de unos abuelos, en la de los otros, en la de los padres; y si éstos están separados, entonces por partida doble, unos en casa de mamá y otros en casa de papá.


¿Son felices los niños con tanto? ¿Les hacemos un bien saturándolos con regalos y más regalos? – Todos ellos comprados en las tiendas-.


Yo recuerdo cuando mis hijas eran pequeñas que con nuestras manos les hicimos un teatro de títeres. Una de mis cuñadas confeccionó el telón del teatro, con unas borlas azules muy bonitas. Estuvimos horas de noche pintando aquél guiñol para las futuras representaciones, mientras los peques dormían. Con el secador de pelo secamos las listas de colores de la madera pintada, para que secase cuanto antes. ¡Qué juguete más bonito! Tenía un aire circense que le iba muy bien, y allí se representaron grandes historias, unas hacían reír, otras no tanto: como la vida misma.


Añoro lo hecho a mano, la importancia del tiempo que se emplea con cariño, la ilusión de ver crecer algo de la nada, mucho más importante que un juguete con su marca publicitaria correspondiente, porque está hecho desde el corazón y pensado para quienes más queremos: nuestros hijos.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress