Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 24/05/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
22/01/2016

La Junta autorizó el derribo del nido previa petición del cura de Murias

[Img #20122]

 

Después de días de conjeturas y dudas sobre quién es el responsable del derribo del nido de cigüeñas de la iglesia de Murias de Rechivaldo, razón tienen en la Junta Vecinal de que no tuvieron nada que ver, "nosotros no dimos ninguna orden para que se derribara el nido, no es nuestra competencia", aseguran los responsables de la pedanía astorgana.

 

El Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León permitió la destrucción del nido el pasado 10 de diciembre, resolviendo así la petición realizada por Elías Vecino Fernández, sacerdote de la parroquia de Murias. Los argumentos esgrimidos por el cura fueron que "teniendo en cuenta que la presencia del nido está provocando importantes daños a la estructura y la cubierta (de la iglesia) y que puede causar problemas a la salud y a la seguridad públicas".

 

El director general de Medio Natural, Julio Arredondo Fernández, firmó la autorización del derribo del 'hogar' de la pareja de cigüeñas, aún advirtiendo de que "la cigüeña común está incluida en el listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. Esto significa que se trata de una especie que es merecedora de una atención especial en función de su valor científico, ecológico, cultural y por su singularidad". Sin embargo, ante la ambigüedad de la Ley 42/2007 que en dos artículos distintos (54 y 61) prohíbe  y justifica la destrucción, el director general de Medio Natural se avino a la petición del cura de Murias con tres condiciones: que se realizara "por cuenta del solicitante" fuera del periodo de reproducción entre el 15 de febrero y el 1 de agosto y "en la medida de lo posible se instalará una plataforma artificial en un enclave próximo, siguiendo las indicaciones del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León", se señala en la autorización.

 

De las tres condiciones, el sacerdote no ha cumplido la última, de manera que desde el 15 de enero la pareja de cigüeñas, bautizadas en Murias con los nombres de Manuela y Clemente, están totalmente desubicadas volviendo cada día a donde estuvo su nido.

 

[Img #20120][Img #20121]

 

La voz de alarma la daba la pasada semana la vecina de Murias, Vanessa Gutiérrez González, al enviar un escrito que Astorga Redacción publicó íntegro en la sección de Periodismo Ciudadano. La noticia ha provocado un gran revuelo en redes sociales y en el pueblo principalmente por saber de dónde había partido la petición de derribo sin construir uno alternativo, como se refleja en la autorización.

 

 

Noticias relacionadas
Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress