Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 24/11/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Iván Martínez Lobo
25/01/2016

Los campaneirus de La Cuesta salen para 'santutisu'

La ancestral tradición pagana de invierno recorerá de nuevo las calles de la localidad y los bares del municipio de Truchas.

[Img #20186]

 

La asociación Trimuella de la localidad de La Cuesta, en el término municipal de Truchas, ultima los preparativos para la puesta de largo de los Campaneiros, la ancestral mascarada de invierno, una tradición que gozó de gran popularidad en Cabrera bajo cualquiera de sus nombres, remixacos, tamarracos, mantarracos, campanones, farramacos.

 

El sábado los personajes volverán a recorrer el municipio, tras su presentación a las 17,15 horas en el pueblo anfitrión. Bernardo Calvo Brioso, excelente conocedor de estas celebraciones en Zamora y provincias limítrofes será el encargado de ofrecer una charla sobre las máscaradas de invierno que acompañarán con licores. Después de la charla, los campaneirus visitarán los bares del municipio donde se concetra la gente los sábados por la tarde para animar a que salgan a la calle, para terminar en el bar bodega de Truchas donde invitarán a un chocolate con churros a aquel que se acerque. El domingo, los Campaneiros, que resucitarán tras años sólo en la memoria, repartirán a la salida de misa bollos preñaos y vino.

 

[Img #20187]

 

La recuperación de esta tradición fue una realidad gracias a los testimonios de los más mayores y al trabajo de la asociación, que ha escuchado a aquellos que más saben de lo de antaño. Según Luzdivina González y Joaquina Miguélez, mujeres que todavía vivieron de niñas la mascarada, los Campaneiros en La Cuesta se celebraban en Navidad y eran encarnados por los mozos del pueblo que se disfrazaban con la única función de perseguir a los rapaces y pedir el aguinaldo.

 

Los Campaneiros se cubrían los cuerpos con pieles y para la cara y la cabeza se fabricaban caretas con apariencia de animales. En ocasiones también se ponían cuernos o varas de madera, que tallaban los chavales, para representar al ganado.

 

[Img #20188]

 

La iglesia que no era amiga de estas tradiciones obligó a cambiar la fecha de la fiesta, que pasó a celebrarse en carnaval bajo el nombre de Trapisacos. Muchos se tapaban la cara y otros se vestían con las peores vestiduras. Fue entonces, con la teatralizacióon de la tradición cuando paraecieron más personajes: la vieya, el toro, los galanes y la señorita que picaba al toro.


Este año han mejorado los trajes más acordes a la investigación realizada por Iván Martínez Lobo, e incorporan diferentes máscaras o carochas de los pueblos cercanos para hacer una representación de todas las mazcaradas de la comarca cabreiresa. De igual forma están tratando de recuperar todos los personajes de la localidad, pero la falta de medios económicos les hace que sea muy dificil, este año solo recuperarán la señorita, una mujer que con la cara cubierta picaba al toro para que emburriase a la gente

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress