Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 18/11/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Contexto global - DESDE LA ALTURA DE LA EDAD / ANTONIO COLINAS CUMPLE 70 AÑOS
Antonio Colinas
30/01/2016

Desde la altura de la edad

Dice Antonio Colinas en este artículo que "no duele la edad" porque comprende que "he sido lo que quería ser"

[Img #20221]


No duele la edad, esa sensación de que ahora el tiempo vuela más rápido que nunca, sino que mente y corazón están despiertos. Por el contrario, el día de nuestro cumpleaños, miramos hacia atrás y nos tranquiliza el haber trabajado mucho, y en una actividad que amamos. Comprendo que he sido lo que quería ser y ahí están esos setenta libros en primera edición, la dura labor de traducción, los muchos años de crítica literaria y de artículos, que se abrieron en 1972, con una entrevista que le hice en Italia a Eugenio Montale. 

 

En definitiva, tranquiliza la conciencia ese casi medio siglo de escritura y los muchos años de vida, aunque a veces los haya cruzado la incomprensión. Creo, por ello, que será una buena reconfirmación de este trabajo mi nuevo libro “Memorias del estanque”, unas memorias no al uso, pero que subrayan ese esfuerzo, tantos momentos de plenitud creadora y, sobre todo, la fidelidad a una vocación.

 

A estas alturas de mi vida creo que también ha sido muy significativo el retorno a mi tierra, estos últimos veinte años en los que parece que se cierra un círculo que aquí se abrió hace setenta años. Fue una apuesta difícil, pero que ha seguido dando buenos resultados, que le ha permitido a mi obra seguir evolucionando. Aquí comenzó todo, junto a esas riberas del Órbigo y en esas laderas con pinares y encinares que van ascendiendo hasta la cima del Teleno. Lo comprendí muy bien cuando hace unos meses recorría con un periodista-fotógrafo esos territorios, los que habían sido como la raíz de mi memoria y, por tanto, de mi escritura.

 

Pero este regreso no implica renunciar a algo a lo que siempre he sido fiel: a proyectar hacia fuera, a universalizar esas raíces. De este afán ha venido no sólo un diálogo muy fecundo entre las tierras leonesas y el mundo o espíritu mediterráneo, sino también con otras culturas, particularmente la italiana, pero también las de Extremo Oriente.


 
Todas las culturas, en su esencia, confluyen en una aspiración común, en una misma vía de conocimiento a la que también ha aspirado mi literatura: en la universalidad; concepto que nada tiene que ver, por cierto, con el ‘mundialismo’, con ese afán de uniformar y anestesiar a la sociedad, de privarnos de nuestras raíces, de deshacer nuestros sentimientos y de condicionar nuestros pensamientos.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress