Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 27/05/2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Contexto global - DESDE LA ALTURA DE LA EDAD / ANTONIO COLINAS CUMPLE 70 AÑOS
José Luis Puerto
30/01/2016

Fulgor de Antonio Colinas (En su 70 cumpleaños)

"Toda la creación de Antonio Colinas, sea del género que sea, está conectada con la vida, con lo vivido", afirma el poeta José Luis Puerto en este texto

[Img #20231]

 

 

 

Antonio Colinas (La Bañeza, 1946) es hoy uno de los escritores españoles vivos de una mayor importancia literaria. Su obra toda se encuentra plenamente consolidada y cuenta con un considerable número de lectores, que encuentran en ella no solo pautas de belleza a través de la palabra, sino una importante orientación, de tipo humanista, para guiarse por la vida.

 

No vamos ahora a realizar análisis pormenorizado alguno; ya lo hemos abordado en otras ocasiones. Para que los lectores se orienten a la hora de leer a Antonio Colinas, vamos meramente a trazar algunas claves o ejes que consideramos importantes de toda su obra.

 

Antonio Colinas cultiva diversos géneros, como pueden ser los de la poesía, el cuento y la novela, el ensayo crítico, el aforismo, el artículo periodístico, la traducción de autores italianos… Pero en nuestro autor, tal creación poli-genérica está presidida siempre por lo poético y por lo  inspirado.

 

Toda la creación de Antonio Colinas, sea del género que sea, está conectada con la vida, con lo vivido. La materia de su escritura es extraída por el autor de la realidad, del mundo, de lo que siente y capta, de lo que percibe. De ahí que su creación literaria no sea nunca de tipo escapista. Y el poeta nunca se aísla en torre de marfil alguna.

 

La poesía es el núcleo principal y central de toda la obra de Antonio Colinas. Pues nuestro autor es, ante todo y por encima de todo, poeta; un poeta muy lírico, dueño de una palabra musical y armoniosa, que entronca con ese decir luminoso de poetas de la Meseta como pueden ser San Juan de la Cruz, Jorge Guillén o Claudio Rodríguez. Y, al tiempo que luminosa y clara, su poesía es emocionante e intensa, al tiempo que trasciende lo vivido, para conectar con esos universales del sentimiento de que Antonio Machado hablara.

 

 

La temática de su obra lírica es, por otra parte, muy variada; aparecen en ella la vida y la cultura, los territorios queridos o elegidos, el mundo del origen y el de la universalidad, el Noroeste natal y el Mediterráneo clásico y eterno, los seres próximos, la naturaleza, la búsqueda de la armonía y la preocupación por la destrucción del planeta… Y tales temas son abordados en sus poemas de un modo simbólico, trascendido, en conexión siempre con esos universales y arquetipos eternos, de los que todos los seres humanos tienen experiencia. De ahí que su poesía conecte de un modo muy fluido con cualquier tipo de lector.

 

Antes de que tal clave se pusiera de moda, tanto en toda Europa como en España, Antonio Colinas ha abogado siempre por un diálogo de culturas y civilizaciones. Una clave que puede advertirse en su obra desde muy pronto y sobre la que ha dado textos y libros memorables.

 

Su reivindicación del Libro del Tao, de Lao Tse; su viaje a China, fruto del cual es un libro memorable, a caballo entre el libro de viaje y el de meditaciones y reflexiones; su viaje a los santos lugares en los que transcurrieron distintos episodios de la vida de Cristo; su atención al mundo del pensamiento, de la cultura, del arte, de la literatura…; todos estos elementos aparecen en la obra de Antonio Colinas no de modo casual, sino como expresión de un anhelo del poeta: subrayar y rescatar todo lo que el ser humano ha realizado a lo largo del tiempo, a lo largo de la historia, sea de la civilización que sea, como elemento iluminador que puede mejorar y orientar las vidas de todos.

 

 

[Img #20232]

 

 

La búsqueda de la armonía, como vía más eficaz para alcanzar, no solo como individuos, sino también como sociedad, ese equilibrio necesario, imprescindible para desarrollar una dinámica humanizada y humanizadora, así como alejada de la violencia y del caos y de todas las destrucciones y profanaciones a las que estamos asistiendo en el mundo contemporáneo. Esta búsqueda de la armonía está magistralmente plasmada en esos diversos Tratados de armonía, sobre los que ya nos ha dado diversas entregas. En este sentido, estos tratados conectan con el género de la ‘guía’, que hunde sus raíces en el mundo clásico y semítico, y sobre el que María Zambrano reflexionara en su momento con una gran lucidez.

 

El pensamiento inspirado es otra de las claves de la obra de Antonio Colinas, cuando aborda géneros como el ensayo, la crítica o el articulismo periodístico. Porque nuestro autor bañezano, a la hora de abordar cualquier materia de modo ensayístico, vincula dos elementos que parten de dos territorios distintos: la reflexión (que parte del ámbito filosófico) y la inspiración (que arranca de lo poético). En este sentido, este sesgo que Antonio Colinas da a su obra ensayística tiene mucho que ver con ‘la razón poética’ que María Zambrano reclamara para su pensamiento.

 

No podemos extendernos más. No podemos tampoco citar títulos y títulos de la obra de Antonio Colinas. Podríamos haber abordado otras distintas claves que se encuentran en su escritura. Estas de las que hemos brevemente tratado son algunas de las esenciales en todo el quehacer literario del autor bañezano, uno de los escritores vivos españoles de mayor importancia.

 

Ahora, a la altura de sus 70 años, deseamos que Antonio Colinas siga su andadura creativa, que tanto ha aportado y aporta a la cultura española y occidental, y que, para ello, lo acompañen la salud y el ánimo.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress