Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 17/07/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Antonio Vega / ileon.com
26/02/2016

El PSOE dice que los Consejos Provinciales de Alcaldes mantendrán "los mismos servicios y financiación" que las diputaciones

Guardar en Mis Noticias.

La secretaria de Política Municipal del PSOE aclara cuál es la propuesta concreta de desaparición de las diputaciones recogida en el pacto de los socialistas y Ciudadanos

[Img #20600]

 

Una de las medidas que más ampollas ha levantado en el 'Acuerdo para un Gobierno reformista y de progreso' entre PSOE y Ciudadanos es la desaparición de las diputaciones provinciales. Así se recoge en el documento que ya votan los militantes socialistas como previo a la sesión de investidura de Pedro Sánchez que comenzará el 1 de marzo y para la que, de momento, sólo cuenta con el apoyo de 130 diputados y la oposición de PP y Podemos, por lo que no saldría adelante.

 

La diputada socialista asturiana Adriana Lastra, secretaria federal de Política Municipal del PSOE, explica para ileon.com los detalles del acuerdo en materia de diputaciones. Un asunto que ha provocado que el PSL-PSOE se haya mostrado contrariado y asegure que apoya su superviviencia.

 

El acuerdo contempla textualmente la "supresión de las Diputaciones Provinciales de régimen común y creación de Consejos Provinciales de Alcaldes para la atención al funcionamiento y la prestación de servicios de los municipios de menos de 20.000 habitantes de la provincia respectiva".

 

Lastra explica que la apuesta de la dirección federal de PSOE es suprimir las diputaciones porque "son instituciones que hay que revitalizar y modernizar después de 200 años de historia". Asegura que hay que hacerlas "más transparentes, más racionales, más operativas" aludiendo a escándalos en las mismas como la trama Púnica en la Diputación de León. A la vez afirma en conversación con este periódico que los nuevos Consejos Provinciales de Alcaldes mantendrán "los mismos servicios y financiación" y que no habrá despidos de personal ya que "todos los puestos de trabajo están garantizados". Para la socialista "los recursos de las Diputaciones deben ir directamente a la prestación de servicios" a través de "un adelgazamiento de la administración y eliminar el gasto burocrático".

 

¿Y cuál es entonces la diferencia entre una Diputación y un Consejo Provincial de Alcaldes?

Lastra asegura que la diferencia radica en la limitación legal de sus funciones a los municipios de menos de 20.000 habitantes para que los nuevos entes no puedan ser controlados por los municipios grandes. Esto significaría que ni León, Ponferrada o San Andrés tendrían representación en el hipotético Consejo Provincial de Alcaldes de León, que sólo acogería a los 208 municipios de menos de esos 20.000 habitantes. La miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE mantiene que el cambio que proponen "es más que cosmético" de cambiar el nombre aunque los nuevos entes asuman las competencias, financiación y trabajadores de las actuales diputaciones.

 

La diputada socialista apunta a que otra diferencia es "cambiar las diputaciones para hacer más pequeñas las estructuras políticas y el gasto que conllevan". Esto se traduciría en que la figura de los diputados provinciales desparece aunque la propuesta del PSOE sí conllevaría un dirección política, "pero elegida entre los alcaldes y menor que la actual de las Diputaciones". Los socialistas proponen, a falta de concreción en una futura negociación abierta, que la dirección del Consejo Provincial de Alcaldes sea proporcional a la representatividad de los municipios, como sucede en la FEMP, aunque no rechazan la elección directa de los cargos, una de las críticas más habituales a las diputaciones por su sistema de elección indirecta a propuesta de los partidos.

 

Para aprobar la supresión de las diputaciones es necesaria una reforma de la Constitución con el voto favorable de 3/5 de las Cámaras. El PP se opone a la medida y Podemos e IU la ven con buenos ojos aunque con matices sobre la propuesta de PSOE y Ciudadanos. ¿Fin a 203 años de historia?

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress