Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 11/12/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
5/04/2016

Identificados dos cazadores con dos corzos abatidos irregularmente en Pinilla de la Valdería

La Guardia Civil ha sorprendido e identificado el pasado sábado día dos, a dos personas cazando en los montes de Pinilla de la Valdería (Castrocontrigo), con dos corzos machos muertos, sin contar con el correspondiente precinto en uno de los machos y haciéndolo de forma irregular en el otro.

[Img #21331]

 

Dentro de uno de los operativos establecidos para erradicar la caza ilegal y las practicas furtivas, la Patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Veguellina, sorprendió a dos personas naturales de León, practicando la caza al rececho del corzo (Capreolus capreolus) de manera irregular, al no haber colocado el precinto correspondiente en uno de los casos y colocarlo de forma irregular en el otro.

 

La normativa sobre precintado en caza mayor esta regulada en la MAM 829/2011, de 13 de junio, por la que se establece el sistema de precintado de piezas de caza mayor para el control de la ejecución de los Planes Cinegéticos.

 

Este incumplimiento de la normativa sobre precintado es frecuente entre los cazadores furtivos, intentando de esta forma abatir varios ejemplares con un solo precinto, de esta forma al no colocar el precinto o colocarlo de manera inadecuada, tratan de poder utilizarlo posteriormente para abatir más corzos y poder ampararlos con ese mismo precinto. 

 

Los hechos descritos están tipificados en la Ley de caza 4/1996 de Castilla y León como graves, lo que es sancionable con cantidades que oscilan entre los 500 y los 5.000 euros y la retirada de la Licencia de caza entre uno y tres años. La sanción también lleva aparejada la indemnización del valor del animal a favor del titular del aprovechamiento cinegético que en el caso del corzo macho sería de 6.174 euros por ejemplar.

 

Por los citados hechos se decomisó el arma utilizada, que ha quedado depositada en la intervención de armas, así como los animales muertos, dos corzos macho.   

 

Estos hechos, han sido puestos en conocimiento de la autoridad competente por incumplir varias normativas a la Ley de Caza de Castilla y León.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress