Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 18/11/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Bruno Marcos
26/04/2016

La república

Qué sorprendente resulta leer la llegada de la Segunda República, en 1931, narrada por José Pla a pie de calle y a tiempo real, día a día, al dictado de los hechos. Si la comparamos con aquella narración disparatada, deslumbrante y absurda, que el conde de Foxá hizo en su novela `Madrid de corte a checa´ nos parecen acontecimientos ocurridos en mundos distintos. Agustín de Foxá describe cómo las turbas avanzaron por las calles de Madrid hasta el Palacio de Oriente para expulsar de España al rey Alfonso XIII y pinta a aquella masa gris, sucia, gesticulante, compuesta por lobos de los arrabales, mujerzuelas, golfos harapientos, tiñosos, estudiantes que habían perdido todas las oposiciones y grandes fracasados.

 


Resalta Pla, sin embargo y con asombro, cómo todo ocurre con naturalidad, cómo se desmonta en pocas jornadas algo que se aseguraba inamovible. Los libros que leyó, comenta, tan argumentados con que España había sido, era y sería, hasta por el paisaje, una monarquía se habían quedado obsoletos de la mañana a la noche. Aquellos libros que, según le aseguraron, eran buenos, elaborados por los más agudos observadores, nacionales y extranjeros, concluían con que España era una cosa inmóvil y la monarquía  algo eterno.

 

Aseguraban que la duración de la monarquía estaba garantizada por el latifundismo del sur, por la Iglesia católica, porque la industrialización era incipiente, porque el orden público era fácil y porque la clase media era rabiosamente monárquica y gran parte del pueblo, también.


Sin embargo aquel 14 de abril, todas las impresionantes columnas del templo inmóvil se derrumbaron: "¡Cómo han envejecido –escribe– los observadores de España!

 

El día de hoy los ha convertido en insoportables gagás.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress