Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 22/09/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
M.A. Reinares
4/05/2016

@AT_Brif volverá a movilizar los 140 caracteres por la categoría profesional

El Día Internacional del Bombero Forestal, que se celebra el 4 de mayo, les ha pillado a los trabajadores de la BRIF de Tabuyo en los tajos de Torneros de Jamuz y Lucillo realizando labores de prevención y limpieza. En plena faena en los pinares y montes, dedicaron el parón del bocadillo para guardar un minuto de silencio por los compañeros fallecidos de los diferentes dispositivos de extinción de incendios forestales, más de 100 desde el año 2000, y también entregaron las placas de reconocimiento a los brigadistas con más de 20 años en el tajo.

[Img #21761]

 

Los 500 trabajadores de las diez bases de las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) dispersas por España celebran este Día Internacional del Bombero Forestal, sin que Tragsa ni el Ministerio de Agricultura les hayan reconocido tal categoría. La pelearon a fondo en 2015 protagonizando una huelga de 107 días y una marcha a pie hasta Madrid que les ayudó a visibilizar su lucha, pero la empresa pública contratada por el Ministerio, que es quien firma las encomiendas de trabajo, no reconoció que en la mesa de negociación se sentaban bomberos forestales.

 

A pesar de que no lograron el objetivo que les empujó a protagonizar una de la últimas luchas laborales del país, la dirección de la Asociación de Trabajadores de las BRIF (ATBRIF) ahora en manos de los brigadistas de Tabuyo, Pablo González Moreno y Juan Carlos González Vidal -presidente y vicepresidente respectivamente-, no se da por vencida y ya lo saben los responsables de Tragsa. Aunque es tiempo de esperar y coger fuerzas hasta que en España no haya un nuevo gobierno, ATBRIF está aplicando algo en lo que son unos profesionales: está preparando el terreno.

 

El pasado 2 de febrero mantuvieron la primera reunión, fue dos meses después de que los trabajadores, por una mayoría muy ajustada, dijeran 'no' al preacuerdo planteado por Tragsa, un regalo envenenado, según Juan Carlos Vidal porque "la empresa sabía que con el preacuerdo nos iba a dividir. Había puntos beneficiosos para unas bases y no para otras, y el todo, analizado fríamente, no era asumible". No aceptaron el plus de disponibilidad por tener que estar localizados las 24 horas del día, tampoco el incremento salarial del 11% porque les pareció insuficiente ya que aún así no llegaban a mileuristas, la categoría profesional no fue posible alcanzarla y en lo único que acercaron posturas fue en la segunda actividad mediante la figura del auxiliar de apoyo logístico (con 5 plazas por cada base durante cuatro años).

 

La pauta de las nuevas negociaciones quiere marcarla Tragsa y pinta feo para las BRIF. La empresa quiere "negociar en su totalidad el convenio colectivo para los 7.500 trabajadores en toda España. En verano estábamos negociando nuestra parte del melón, sólo para las BRIF, ahora sería negociar el convenio entero. El nuestro está caducado desde hace dos años y ellos querían meterle mano para hacerlo a la baja. Al resto de los 7.000 trabajadores nos les interesa. Complicado", resume Pablo González.

 

[Img #21763]

 

Preparando el terreno

 

Arañando el descanso a las vacaciones, los dos máximos responsables de la asociación nacional están recorriendo base por base. Con el aprendizaje de los 107 días de huelga y de la logística de la marcha a Madrid, Pablo González y Juan Carlos González están cosiendo las costuras que el preacuerdo rompió. "Después de las votaciones el colectivo quedó tocado, hicieron mella, por eso ahora tratamos de rehacer las fuerzas y la unión para cuando estemos preparados volver a dar el golpe", afirma el segundo de a bordo de la dirección. Desde enero ya se han reunido con los brigadistas de Pinofranqueado (Cáceres), Puerto El Pico (Ávila), Tineo (Asturias) y La Iglesuela (Toledo).

 

Quienes viajan a cada una de las bases para escuchar a los compañeros de toda España, forman parte de la BRIF de Tabuyo, todo un referente "porque por la situación geográfica en la que se encuentra es la que más suele salir a más incendios. La voz de Tabuyo siempre ha sido muy importante, hay gente muy veterana y con mucha experiencia. En el año y pico de movilizaciones hemos sido la punta de lanza", asegura Juan Carlos González. Tabuyo junto con las BRIF de Daroca, Lubia y Puerto El Pico "somos las que con más ganas estamos de movilizarnos a pesar de toda la situación externa", señala.

 

Lo cierto es que han aprendido mucho después del año de movilizaciones en el que la decena de bases se vieron reforzadas como grupo hacia dentro y hacia fuera, porque ahora ¿quién no sabe lo que es una BRIF?. "Parado no se consigue nada y lo importante es que nos creemos que podemos conseguir el reconocimiento de la categoría", puntualiza totalmente convencido Juan Carlos González.

 

[Img #21762]

 

La línea de defensa más larga del mundo

 

Uno de los momentos clave para reforzar la unión es la celebración del Día Internacional del Bombero Forestal, para la que han organizado un apretado programa de actos para este fin de semana. Aunque esta jornada internacional comenzó a conmemorarse en España en 2014, es este año cuando va a ser sonada. Comienzan este viernes en El Espinar (Segovia) con un desfile nocturno con antorchas, pero el sábado va a ser un día grande si logran construir entre todos los brigadistas la línea de defensa más larga del mundo. La línea de defensa es todo un símbolo de este colectivo porque apoyándose en ella es como logran extinguir los incendios. Se trata de cavar un cortafuegos con herramientas de mano y valiéndose de maquinaria

 

El domingo concluirán los actos con el I Bomberos Foretales Race, una especie de olimpiada con un componente más de exhibición que de competición, a base de pruebas con sus métodos de trabajo, como extender y recoger las mangueras, cortar troncos con los pulaskis (una especie de hacha y azada forestal), etc.

 

Una fiesta con los últimos despedidos en la memoria

 

En este I Encuentro Nacional de Bomberos Forestales en El Espinar sobrevolará el recuerdo de los dos compañeros despedidos hace un par de semanas. Son Pedro García Gener  y Jorge Rodríguez Luaces quienes después de varios años enredados en procesos judiciales tras sufrir sendos accidentes que les han incapacitado para continuar en un trabajo tan exigente, desde el punto de vista físico, como es la extinción de incendios, se han ido a la calle.

 

Pablo y Juan Carlos González también recuerdan que existen otros cinco brigadistas en excedencia forzosa, es como una antesala del despido porque "antes de echarte estás dos años en excedencia forzosa, si no te recuperas, fuera. ¿Quién se puede permitir estar dos años sin trabajar ni cobrar?", se preguntan. La reivindicación de la segunda actividad se muestra claramente necesaria con estos antecedentes.

 

Acostumbrados como están a grandes caminatas por los montes, los miembros de las BRIF se toman como un descanso en el camino las celebraciones del Día Internacional de los Bomberos Forestales, pero que nadie se confíe porque en cualquier momento @AT_Brif volverá a colarse en todos los rincones de la red mostrando desde dentro de los incendios las duras condiciones laborales de unos trabajadores que les impiden dejar de ser mileuristas.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress