Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 22/09/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
31/05/2016

Medidas excepcionales para momentos sin precedentes

Guardar en Mis Noticias.

La consejera de Agricultura ha venido este martes a Hospital de Órbigo para anunciar las medidas excepcionales que se han tomado para hacer frente a la complicada temporada de siembras que afrontan los regantes. “Habrá un análisis por municipios para conocer la afectación de cada uno y en función de eso se habilitarán las medidas”, anunció

[Img #22220]

 

En la sede del Sindicato del Embalse Central de Barrios de Luna tenía lugar este martes la esperada reunión de la consejera de Agricultura, Milagros Marcos, con los regantes para explicarles en la situación excepcional que se encuentran los agricultores después de un invierno y una primavera excepcionalmente lluviosos, que han impedido sembrar a su tiempo la remolacha o el maíz, ni han dejado recoger parte de la pasada cosecha.

 

Con los tractores nuevamente trabajando en las fincas y los agricultores sembrando cultivos de ciclo corto que les dejarán menos beneficios económicos en sus explotaciones, la consejera de Agricultura anunciaba que la Junta garantiza el pago de las ayudas de la PAC a los agricultores que no puedan sembrar por no poder a trabajar las fincas. Entre las medidas sin precedentes dadas a conocer Milagros Marcos también se encuentran la ampliación del plazo de presentación de solicitudes a la PAC para los cultivos alternativos hasta “el máximo permitido”, que es el 11 de junio; el abono de las ayudas a quienes no puedan sembrar y la no penalización del cobro de las ayudas medioambientales. 

 

Para dar una idea de la cantidad de agua caída en los últimos tres meses, cuando los agricultores deberían haber empezado a preparar las fincas, la consejera aseguró que según Aemet, lo caído “realmente duplica el acumulado en los últimos 30 años”, lo que ha generado esta situación “excepcional” ante la que se adoptarán esas medidas.

 

Ante la realidad que dejan los datos, la Junta tendrá en cuenta a los profesionales que cuentan con ayudas a la modernización o que están inmersos en inversiones y tienen que garantizar determinado incremento de la producción. La titular de Agricultura también avanzó que trabajan a nivel financiero como el convenio firmado hace unos días con Iberaval y las Cajas rurales, que permite acceder a condiciones ventajosas, aunque también se han establecido contactos con otras entidades financieras “en los casos en los que los agricultores lo puedan necesitar”, señaló.

 

Por otro lado, y en el caso de que el análisis definitivo de los daños producidos por las lluvias así lo demande, la Junta mediará ante el Ministerio para hacer “un seguimiento conjunto” y, si fuera necesario y se cumplen los requisitos para ello, pedir la declaración de zona catastrófica. “Hasta el 15 de junio no tendremos la valoración definitiva porque es cuando las siembras pueden continuar en algunos cultivos alternativos”, dijo la consejera.

 

Peticiones de los regantes

 

El presidente de Ferduero, Ángel Quintanilla, incidió en la difícil situación por la que atraviesa el campo, que no se conocía desde que se obtienen datos, que ha provocado no poder rematar las cosechas de la campaña anterior, que en muchas hectáreas no se pueda llegar a realizar la siembra y que en otras muchas se haga en malas condiciones o que al ser tan tardía produzca pérdidas y una rentabilidad negativa en las explotaciones, lo que deja un panorama desolador dado el grado de endeudamiento de los agricultores por las fuertes inversiones que están obligados a realizar, sobre todo en las comunidades modernizadas.

 

Tanto el presidente, como los representantes de las comunidades de regantes pidieron la mediación de la consejera ante la Administración Central para la reducción de los índices de módulos en la agricultura, ante la Confederación Hidrográfica del Duero para conseguir la condonación de los cánones y tarifas del ejercicio 2016, ante las Entidades Bancarias para conseguir un año de carencia en los pagos de las amortizaciones y en los créditos contratados por los agricultores para modernización de sus explotaciones. Se pide principalmente ayuda a la Consejería y al Ministerio para hacer frente a los intereses que se tienen que seguir abonando aunque se alargue un año el período de amortización.

 

Otras de las peticiones se refieren a la exención en el pago de la seguridad social, aunque manteniendo el período respectivo como cotizado. En este apartado, la consejera manifestó que este punto dependía del Gobierno Central y estaba supeditado a la declaración de zona catastrófica o excepcional, hecho con el que los agricultores podían contar con el apoyo total de la Junta si se daban las condiciones.

 

Los retantes solicitaron que se agilice en la resolución de los expedientes de mejora y pago de subvenciones para que los agricultores puedan hacer frente a las cuantiosas inversiones que están realizando. Además se puso sobre la mesa la posibilidad de poder legislar algún tipo de ayuda directa a los afectados, a lo que la consejera contestó que para poder hacerlo habría que conocer bien la magnitud del problema y ver de qué cuantía presupuestaria estábamos hablando.

 

Ambas partes quedaron emplazadas a reunirse de nuevo entre el 16 y el 20 de junio, una vez que se conozca la foto fija de las siembras y a partir de ahí ya se pueden empezar a estudiar las medidas a adoptar.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress