Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 20/07/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
23/06/2016

El caos en las siembras deja el 30% de las fincas de baldío

Guardar en Mis Noticias.

Este jueves se han reunido las comunidades de regantes de la provincia integradas en la Asociación Ferduero para presentar los informes de daños provocados por las lluvias y las inundaciones sufridas en la primavera, que trasladarán el próximo lunes 27 de junio a la Consejería de Agricultura, en un encuentro en el que seguirán reivindicando medidas y soluciones ante las pérdidas para los propietarios de las explotaciones.

[Img #22587]

 

Las comunidades del Canal del Páramo Alto, Páramo Medio, Páramo Bajo, Canal de Villadangos, Canal de Castañón, Canal Alto de Villares, Presa de La Tierra y el Sindicato Central de Villameca han llegado a la conclusión de que el rendimiento que van a obtener las explotaciones va a estar por debajo de los costes de producción, "lo que complica sobremanera la situación de un sector obligado a hacer muchas inversiones para sacar adelante su empresa y que está claramente hipotecado", señalan desde Ferduero.

 

La imposibilidad de entrar en los campos de cultivo obligó a que la mayoría de las siembras se han realizado en el mes de junio, en gran parte desde el día 8 hasta el momento actual, "demasiado tarde y en malas condiciones, lo que en cultivos de referencia como el maíz, la remolacha o la patata, ya ocasiona con seguridad pérdidas cuantiosas en su rendimiento por acortarse en exceso el ciclo productivo", explican los regantes. En el caso de los tres cultivos aludidos, los agricultores han tenido que realizar resiembras en porcentajes significativos, lo que dispara los gastos de producción con respecto a un año normal.

 

Desde las comunidades se pone de relieve que mientras el porcentaje de fincas que se han dejado sin sembrar supera en algunos casos el 30%, los agricultores tendrán que seguir soportando los gastos fijos aunque no produzcan nada: gastos de Comunidad, amortización de obras, amortización del amueblamiento, planes de mejora, cánones y tarifas, etc.

 

En el informe que entregarán el lunes en la reunión en Valladolid también se pone de manifiesto que ha sido necesario dar tratamientos extras de herbicidas y fungicidas por la proliferación de plagas y hongos como el gusano gris en el maíz o el fusarium en el trigo, "lo que además de provocar mermas en la producción también incrementa los costes. Los agricultores se quejan de que la proliferación de estas plagas es consecuencia de la prohibición en la quema de rastrojos".

 

Los regantes se quejan de la falta de información por parte de la Junta de Castilla y León acerca de la flexibilidad para no tener que cumplir las condiciones estipuladas en la PAC, con el fin de poder recibir el pago directo y el pago verde, lo que ha llevado a muchos de ellos a realizar más siembras de las que serían razonables dadas las circunstancias, lo que a su juicio incrementará las pérdidas.

 

Ante esta situación, la Asociación Ferduero mantiene la declaración de zona catastrófica o de excepcional actuación y reclama a las administraciones central y autonómica que tomen conciencia de la situación por la que atraviesa la zona y se arbitren las medidas acordadas en la primera reunión de 16 de mayo pasado en Hospital de Órbigo.

 

[Img #22588]

 

Problemas en las concentraciones de Villares y Moral

 

En la reunión de este jueves las comunidades de regantes del Canal Alto de Villares y la Presa de La Tierra han incidido en que el ITACYL debe solucionar los problemas que le está ocasionando la concentración parcelaria de la zona de secano de Villares y Moral de Órbigo, cuyos desagües apenas tienen salida y vierten sus aguas directamente en los cauces de ambas comunidades, llenándolos de lodo y provocando inundaciones.

 

Esta situación ya ha provocado daños en los cultivos, que en algunos casos han tenido que ser resembrados . El temor de los regantes es que las tormentas del verano reproduzcan la situación saturando de barro los cauces cargados de agua de riego.

 

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress