Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 24/03/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
2/11/2016
LOS CONCIERTOS DE 'EL TRECHURO'

Amarela. La sencilla magia de una voz

Por Mercedes G. Rojo

[Img #25224]

 

Mientras en la mayoría de nuestros más habituales lugares ajenas costumbres se apoderan de calles y locales, en el pequeño reducto que supone la Taberna cultural 'El Trechuro', en Castrillo de los Polvazares, se para el tiempo en torno a voces y músicas que a menudo nos emocionan. Como ocurrió el pasado sábado 29 de octubre con Amarela, una cantante venida de tierras murcianas que llegó para sorprendernos con la limpieza de su voz y el calor de sus letras.

 

Lejos quedaba el ruido anticipado de costumbres halloweenianas (permítanme el palabro) en bares, escaparates y calles. Lejos “el ruido del televisor” que incita a tanta gente a quedarse en casa mientras la vida nos regala pequeños o grandes actos verdaderamente culturales capaces de sorprendernos y emocionarnos. Y por cerca de dos horas la sencilla magia de una voz y una guitarra nos hizo transitar, en un silencio casi religioso, por los caminos de 'El viaje de la luz', un magnífico trabajo musical de Amarela que, lleno de poesía, surge como un reflexión personal en la que va enlazando canciones propias con algunas versiones tan potentes como la de 'La llorona', canción popular mexicana (quizá la más versionada de todas ellas) con la que consiguió estremecernos a través de la fuerza de su voz y el alternado ritmo percutido creado por los golpes de su mano en la guitarra y de su desnudo pie en el suelo del escenario. Un momento musical difícil de olvidar para quienes pudimos vivirlo.

 

Pocas veces tan poco es capaz de ofrecernos tanto. Con una vocalización precisa, hecha una con su instrumento, inundó el espacio para impregnar a los oyentes del proceso de un viaje hecho para sanarse, para rescatarse a si misma a través de la música y la palabra compartidas en letras que hurgan en el alma hasta desnudarla, interpretadas con una voz inmensa en la que destaca su profundo color. A veces grito, a veces lamento, a veces susurro.

 

Y es que “Siempre lo más simple es lo más bello”.

 

Si Amarela se reencontró a si misma en Oporto, aprendiendo a “vivir y respirar de sus errores”, el pasado sábado, en El Trechuro, nos llenó el alma de sentimientos y nos mostró que “todo sonido vibra y empieza por uno mismo” si somos capaces de liberarnos del ruido constante que acecha nuestras vidas.

 

Fue un concierto inolvidable que espero se pueda repetir muy pronto. Mientras tanto podéis localizarla a través de las redes musicales utilizando su nombre, aunque advierto que la magia y la fuerza de su directo serán inigualables.  

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress