Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 11/12/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Bruno Marcos
16/11/2016

La barbarie que no cesa

 

[Img #25450]

 

Crece incesantemente, no para, la llamamos corrupción, fraude, violencia de género, machismo, maltrato a los animales, xenofobia, homofobia, gerontofobia, pero también está en cosas a las que aún no les hemos puesto nombre como desear la muerte de un niño enfermo porque le gustaría de mayor ser torero. Es la barbarie que crece frente a los esfuerzos civilizadores. Por cualquier rendija se filtra desaguando su odio irracional contra cualquier cosa, ya sea en dictadura o democracia, en la política, en el deporte o en la educación. La barbarie crece sola pero la civilización es un trabajo duro, un cultivo que requiere mucho tesón.

 

En ocasiones además la barbarie se organiza y algunos se llenan de ira y, alzando una bandera cualquiera, pisotean y arrasan a unos cuantos. A veces esos cuantos han sido millones.

 

El objetivo de la barbarie es el mismo que el de la higuera de las ruinas, enseñorearse de todo para nada, devolver lo edificado al suelo dejando al ser humano sin hogar habiendo asegurado liberarle.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress