Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 27/05/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
22/11/2016

La Cepeda busca la unión de las zonas básicas de salud de Astorga ante el caos de la atención sanitaria rural

[Img #25579]

 

Las consecuencias de que la Consejería de Sanidad no cubra las bajas, las vacaciones, los moscosos ni las salidas de guardia de los médicos rurales está provocando un caos en la atención sanitaria en los pueblos. Si con un poco de mala suerte un vecino, pongamos por caso de Cogorderos, que esté siendo atendido por un facultativo y a éste lo llamen para urgencia, la consulta se interrumpirá, y si le añadimos un poco más de mala suerte y el médico tiene guardia nocturna ese mismo día, el enfermo tendrá que esperar a solucionar su poblema dos días, porque por este tipo de guardias el facultativo tiene un día de descanso. 

 

Esta hipotética situación no es tan imposible, de hecho sucede a diario en los pueblos de las Zonas Básicas de Salud Astorga I y II (Vega del Tuerto, La Cepeda y Maragatería). El hartazgo y la impotencia de los habitantes de los pueblos ante la situación, la están sufriendo los alcaldes de las comarcas, que acaban siendo la diana del malestar y las críticas de los vecinos provocadas por los recortes que la Junta de Castilla y León está aplicando en la sanidad rural.

 

"Estamos cansados de escuchar y leer sobre despoblación y actuaciones en las zonas rurales para solucionarla", pero los recortes en sanidad "no parecen ser la mejor manera" de hacerle frente, se queja el alcalde de Villamejil y presidente de la Mancomunidad de La Cepeda, Alfonso Álvarez, quien reunió a los alcaldes de las Zonas Básicas de Salud Astorga I y II (Astorga, Vega del Tuerto, La Cepeda y Maragatería) en la noche de este martes en el Ayuntamiento astorgano, con el fin de encontrar una voz común que transmita a la Gerencia de Salud de León el malestar existente en la población con la atención sanitaria. Los regidores acudieron a un encuentro a puerta cerrada, al que el alcalde de Astorga, Arsenio García, impidió la presencia de periodistas.

 

Los alcaldes quieren saber si la Gerencia tiene algún tipo de previsión para solucionar las bajas, vacaciones, moscosos, salidas de guardia o "todos los casos a la vez como puede ocurrir", ha señalado Alfonso Álvarez. Los regidores quieren saber también "qué podemos hacer los ayuntamientos, si es que podemos hacer algo". El alcalde de Villamejil entiende que si quien debe solucionar la deficiente atención sanitaria es la Gerencia, "espero que haga su trabajo y no nos traslade el problema a nosotros y a los médicos, que con una carga de trabajo tal les es imposbile realizar con mediana eficacia su trabajo". Es precisamente esa carga de trabajo la que está provocando que el sistema de salud haga aguas en las áreas rurales, porque a los médicos les es "prácticamente imposible llegar a todas las consultas", convirtiendo a los responsables municipales en "el centro y primera línea en la que se descarga la impotencia de nuestros vecinos", indica Alfonso Álvarez. 

 

En la reunión mantenida en la noche de este martes en el Ayuntamiento de Astorga, los alcaldes de Villagatón, Quintana del Castillo, Magaz de Cepeda, Villamejil, Villaobispo de Otero, Lucillo, Santa Colomba de Somoza, Brazuelo, Santiagomillas, Luyego, Val de San Lorenzo, Valderrey, San Justo de la Vega y Astorga, han quedado emplazados para el próximo martes para consensuar el texto definitivo que enviarán a la Consejería de Sanidad pidiendo soluciones. 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress