Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 25/11/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
8/12/2016

"Estamos aquí para que nos digan por qué la administración que sostenemos todos no dialoga con los afectados"

Más de un centenar de personas ha participado en la mañana de este jueves en la fiesta-concentración en el Centro de Tratamiento de Residuos (CTR) de San Román de la Vega, para manifestar su oposición a la construcción "sin garantías" del nuevo vaso. Hasta el alto que da acceso al Valle de Calzada se desplazaron vecinos de las localidades afectadas por los olores y los vertidos de lixiviados procedentes del vertedero, representantes municipales, de juntas vecinales y partidos políticos de las comarcas del Órbigo, la Vega del Tuerto y La Cepeda, principalmente, así como miembros de la Plataforma Gestión Residuos.

[Img #25885]

 

"Estamos aquí para que nos digan por qué la administración que sostenemos todos no dialoga con los ciudadanos afectados directa e indirectamente por esta ampliación del vertedero, consecuencia de su nefasta gestión", explicaron los organizadores en la concentración previa a la chocolatada que han compartido todos los manifestantes como cierre de la movilización.

 

Entre los alcaldes se encontraba el de Villares, uno de los municipios más afectados por los 'daños colaterales' de la gestión de las instalaciones del consorcio provincial de residuos, Gersul. José Castrillo aseguraba que "es una nueva concentración a las puertas del CTR para que sepan los que están dentro y los que están en sus oficinas, que no estamos parados, que no nos olvidamos de lo que hay aquí y de lo que se va a hacer, y que vamos a seguir vigilantes".

 

El alcalde de Villares, que junto a las pedanías afectadas y la plataforma ha presentado un recurso de reposición ante la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, la misma administración que ha dado luz verde a la construcción del nuevo vaso, por lo que "tenemos pocas esperanzas porque la maquinaria administrativa sabemos lo que es ". Un frente judicial en el que están pendientes de la resolución de la denuncia sobre los vertidos al Valle de Calzada y de la sentencia al recurso presentado por el depósito de miles de balas de basura apiladas durante años en la finca El Busto de Santa María del Páramo.

 

[Img #25883][Img #25886]

 

Entre los concentrados se encontraban vecinos de León que se desplazaron hasta San Román de la Vega para manifestar cómo el Ayuntamiento de la capital "trata este tema como secundario y el alcalde gestiona la ciudad de espaldas a la provincia", porque como recordó el alcalde de Cimanes del Tejar, Andrés García, "León y Ponferrada están a gusto porque la basura está lejos de sus casas" pero no deben olvidarse que los residuos que generan son depositados en unas instalaciones que "deberían funcionar como un centro de tratamiento no como un vertedero".

 

Los organizadores de la protesta recordaron en el manifiesto que "estamos aquí para preguntar por qué pagamos un recibo de reciclaje si la gran mayoría de nuestra basura va a un agujero y encima el agujero no es todo lo seguro que debería. Pagamos por reciclar, queremos que reciclen", una idea en la que insistió el concejal de Ciudadanos del Ayuntamiento de San Justo de la Vega, Miguel Ángel Cuervo, cuando señaló que "se ha perdido una oportunidad histórica para hacer una gestión eficiente" del CTR, "se ha caído en el mismo error que hace una década", al tiempo que manifestó sentirse "avergonzado de las actuaciones de mi Ayuntamiento", sobre todo con la firma del acuerdo suscrito en noviembre de 2015 en el que junto a Gersul y la UTE Legio VII que gestiona el CTR se daba 'carta blanca' a la construcción del nuevo vaso, un convenio en el que Gersul y la UTE se comprometían a abonar cada año al Ayuntamiento 50.000 y 27.500 euros, respectivamente, hasta 2024, año en el que finaliza la concesión. 

 

[Img #25882][Img #25881]

 

Después del 'micrófono abierto' por el que fueron pasando quienes quisieron expresar su oposición a la ampliación del CTR, los manifestantes se dirigieron a la parte trasera de las instalaciones, donde se estaba preparando un chocolate caliente en una mañana donde la niebla dejó paso al sol y a una temperatura agradable para disfrutar del momento.

 

Camino del valle donde se encuentran los aliviaderos de los líquidos que generan las miles de toneladas de basura apilada, de momento, en un solo vaso, en la columna de manifestantes resonaban los ecos del manifiesto en los que se pudo escuchar que "estamos aquí porque somos conscientes como ciudadanos de que la basura es un problema de todos y un negocio de unos pocos. Y queremos que sea un beneficio para todos".

 

[Img #25884]   

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress