Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 26/02/2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
7/02/2017

El agua vuelve a correr por La Zague aliviando los problemas de abastecimiento en Riego

Los ayuntamientos de Riego de la Vega, Valderrey y Santa María de la Isla respiran tranquilos desde la tarde de este lunes cuando la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) autorizó la apertura de las compuertas de la Presa de Tres Concejos y el agua vuelve a correr por La Zague. La decisión que permite el llenado de los pozos es especialmente tranquilizadora para los vecinos del barrio de La Cuesta de Riego, donde desde el pasado mes de noviembre los problemas de abastecimiento de agua eran serios.

[Img #27073]

 

El alcalde de Riego, Miguel Ángel Martínez del Río, ha mostrado su satisfacción por una autorización que lleva reclamando desde hace semanas. "Espero que sea la última vez" -asegura el regidor- que tenga que solicitar concesiones especiales de agua a la CHD, organismo del que espera que resuelva rápido la solicitud enviada hace meses para que el agua de La Zague no sólo sirva para usos agrícolas.

 

Los vecinos más afectados por las restricciones de agua esperan que la apertura de las compuertas se convierta en definitiva, respetando siempre el caudal ecológico del río Tuerto, de tal manera que en los momentos de sequía primará que el agua mantenga la vida en el Tuerto.

 

Esta situación crítica se vivió también en el año 2015, cuando invierno especialmente seco provocó perjuicios a la población, ya que el cierre de la presa en cuanto acaba la campaña de riego a finales de septiembre, provoca que durante seis meses quede completamente vacío un cauce que es vital para estos pueblos, no solo para casos de emergencia como el vivido en el incendio de aquel año en Santibáñez, que ante la falta de agua no pudieron intervenir los bomberos voluntarios de La Bañeza, sino también para mantener los pozos de los que se abastecen localidades como Riego de la Vega, donde en la parte alta del pueblo la presión es tan baja les condena a un abastecimiento en precario.

 

El cauce seco de la Zague provoca problemas de abastecimientos, principalmente, a Riego de la Vega, a los propietarios de los molinos habitados en Castrillo de las Piedras y a los vecinos de Carral, que en estos momentos se abastecen del agua del Polígono de Valderrey a través de una traída alternativa.

 

Cabe recordar que el llenado de los pozos es fundamental también en estos pueblos ya que cuando los niveles están bajos los análisis detectan arsénico.

Noticias relacionadas
Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress