"/>
Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 24/05/2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
16/02/2017

El Obispado de Astorga llegará hasta el fondo en las denuncias por abusos sexuales

Abrirá una investigación sobre los hechos ocurridos tanto en el Seminario de La Bañeza como el Colegio Juan XXIII de Puebla de Sanabria, para saber qué ocurrió entre los muros de los centros eclesiásticos hace más de 30 años, ante el goteo de denuncias de exalumnos. "Son hechos que han prescrito, pero ciertamente es una situación muy dolorosa" para la diócesis y las víctimas, ha señalado el prelado en una multitudinaria rueda de prensa celebrada este jueves en Astorga.

[Img #27236]

 

De esta manera, Menéndez ha comparecido ante los medios de comunicación para explicar cómo se vive dentro de la diócesis de Astorga el goteo de denuncias de exalumnos del seminario bañezano y el colegio de Sanabria. El encuentro con los periodistas se ha producido un día después de que otro exseminarista de La Bañeza, Emiliano Álvarez (de unos cursos anteriores a F. L., el primer exalumno que denunció los hechos conocidos a finales de enero), registrara una denuncia en el Obispado de Astorga por los "abusos sexuales y tocamientos" por parte de quien fue su tutor y profesor en el año 1978.

 

El prelado de Astorga ha anunciado que la investigación que se abra se enviará a la Congregación para la Doctrina de la Fe en la Santa Sede, que es quien tiene potestad para juzgar este tipo de delitos. No obstante, el Obispado establecerá nuevos protocolos de actuación con menores y de prevención dirigidos a sacerdotes, catequistas, monitores de campamentos y todos los agentes pastorales.

 

"Manifiesto mi firme voluntad de resolver de una vez por todas este grave problema", indicó Juan Antonio Menéndez, hasta el punto de "colaborar siempre con las autoridades civiles, aplicando con severidad y rigor la propia normativa canónica" en los delitos de abusos sexuales, "considerados como uno de los más graves del Código de Derecho Canónico". Menéndez ha subrayado que a partir de ahora a todos los que trabajen y tengan contacto con menores se les exigirá un certificado donde conste que no tienen antecedentes de este tipo de delitos.

 

Juan Antonio Menéndez ha manifestado su disposición a recibir a todas las posibles víctimas, como ya hiciera hace unas semanas con dos exalumnos del Colegio Juan XXIII de Puebla de Sanabria, invitando a que creen una comisión con la que establecer un cauce de diálogo. Este mensaje estaba dirigido a los exalumnos que este sábado se manifestarán en las calles de Astorga en una protesta sin precedentes.

 

Sobre el procedimiento seguido contra José Manuel Ramos Gordón, el cura que protagonizó el primero de los hechos denunciados públicamente, el obispo reiteró que "la Congregación para la Doctrina de la Fe" de la Santa Sede, "confirmó la decisión de declararlo culpable del delito de tocamientos a menores con fin libidinoso en el Seminario Menor de La Bañeza, imponiéndosele la pena justa" de un año retirado de sus obligaciones pastorales en la Casa Sacerdotal de Astorga, con obligación de realizar ejercicios espirituales, aunque Menéndez ha destacado que el propio sacerdote pidió su jubilación definitiva. No obstante, la pena será revisada cuando concluya el año.

 

El obispo, que contestó a todas las preguntas planteadas por los medios de comunicación, concluía su intervención apelando a la presunción de inocencia de los acusados, un aspecto que "no impedirá proceder con severidad en la persecución de tales delitos cuando así sea posible".

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress