"/>
Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 28/05/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
17/02/2017

"Si hemos venido aquí es porque en nuestros países no podemos vivir"

Están perseguidos en sus países por sus creencias políticas o religiosas, viven en León acogidos por la ONG Accem y este viernes han conocido Astorga. El salón de plenos del Ayuntamiento ha abierto sus puertas para dar la bienvenida al grupo de 41 personas, entre las que había niños, a quienes el alcalde, Arsenio García, les dijo que su condición de refugiados no nos es ajena a los españoles, "que sabemos bien lo que es perder la tierra". García Fuertes recordó los 500.000 españoles que en la Guerra Civil hallaron refugio en otros lugares del mundo.

[Img #27266]

 

A los españoles no nos debería ser difícil ponernos en la piel de estos hombres y mujeres que este viernes han paseado por Astorga ocultando sus nombres por miedo a ser identificados, porque como decía el alcalde somos una país que durante los siglos XIX y XX hemos salido por pobreza o por guerras. Como ahora le ocurre a un joven abogado sirio que agradece la buena acogida en España pero que no duda en señalar que su objetivo es volver a Siria. Con un español bastante fluido aseguró que la crisis de los refugiados terminará en el momento en que acabe la guerra en un país donde convivieron sin problemas cristianos, musulmanes y practicantes de otras religiones, pero "¿cómo entraron los yihadistas en Siria?, ¿por qué el foco del mundo está sobre Siria? ¿por qué y para qué esta guerra?", se pregunta el joven que se contesta "por intereses: petróleo, gas, muy importante porque Qatar quería que pasara un importante gasoducto pero los rusos y Al Assad no querían y había presiones. Y ¿quién ha pagado la guerra?, la gente. Si se acaba la guerra acaba la crisis de refugiados también", pero él piensa que no existe interés en acabar con el conflicto.

 

La persecución a los cristianos por parte del grupo terrorista Boko Haram obligó a un joven camerunés acogido por Accem a salir su país. Invirtió cinco años de su vida en alcanzar Ceuta en un viaje durante el cual trabajó en diferentes países para costearse la huida y enviar dinero a su familia en Camerún, "no pude ir más rápido porque también es un camino peligroso, no es fácil, he visto gente morir". Asegura que le gustaría integrarse en España porque la vuelta a su país la ve difícil, por el grado de violencia del grupo islamista. A quienes no comparten que personas de otros lugares del mundo intenten rehacer sus vidas en Europa les dice que "si estamos aquí es porque allí no podemos vivir. La gente piensa mal, cree que quienes venimos aquí no queremos trabajar y no es verdad, somos muchos los que venimos para buscarnos la vida e intentar integrarnos".

 

Casi 70 años después de que comenzara el conflicto entre Palestina e Israel, un refugiado palestino que sufrió torturas en las cárceles israelíes se encuentra en León desde hace poco más de un año. Este joven que también oculta su nombre forma parte de los millones de palestinos que han huido de ese país donde la paz parece tan lejana. Asegura que en España se siente respetado, "en León la gente es muy amable, me ha ayudado mucho. Accem es nuestra familia", y recuerda igual que sus compañeros que "nadie viene aquí si no tiene estos problemas".

 

En el centro de acogida de León de Accem tienen disponibles 39 plazas que en estos momentos no están todas ocupadas, esperan para dentro de unos días varias familias. La ONG también trabaja con otra treintena de personas que se encuentran en la segunda fase de acogida, con quienes han solicitan asilo y con quienes han conseguido el estatus de refugiado.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress