Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 25/07/2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
TE PROPONEMOS...
Redacción
21/02/2017
TE PROPONEMOS...

Gimnasios mentales

A menudo dedicamos más tiempo a cuidar nuestro cuerpo que nuestra mente. Es lo que la sociedad ha venido en llamar "cuidar la imagen", cuando la realidad nos muestra que no hay mejor manera de presentarnos ante el resto que con la cultura por bandera. Por eso este artículo es una oda a nuestra mente, porque a veces nos olvidamos de ella y, paradójicamente (o no), cuanto más nos olvidemos más difícil será acordarnos luego.

[Img #27307]

 

El otro día escuchaba hablar de los gimnasios mentales, y es que la mente también se entrena. Los juegos de ingenio suponen la mejor manera para que nuestra cabeza se acostumbre a los nuevos desafíos. Con ellos forzamos a nuestro cerebro a trabajar, a encontrar esa solución al problema planteado, y a que lo haga además desde la curiosidad y la diversión. A esto ya nos acostumbramos en nuestra infancia pero en algún momento de nuestro camino lo debimos olvidar.

 

Son miles los ejemplos de personas exitosas que han trabajado a conciencia su mente. Ello se puede hacer de manera individual o con la figura de un tutor, especialista o profesor que nos guíe hacia nuestra meta. Además, en los últimos años ha surgido con fuerza la figura de los coaches, que no sólo ayudan en deportes físicos sino que también están presentes en distintas disciplinas que entrenan la mente.

 

[Img #27305]

 

Está demostrado que basta dedicar unos pocos minutos al día a resolver este tipo de ejercicios para mejorar aptitudes como la memoria, la agilidad o la concentración. Ello no sólo nos permite sentirnos mejor con nosotros mismos sino que también nos puede ayudar a conseguir nuestras metas, sean cuales sean. Sin olvidarnos del valor emocional o equilibrio económico y, por consiguiente, la felicidad.

 

Ya no hay excusas. Sea en solitario o con ayuda nunca es tarde para cuidar de nuestra mente. Curiosamente, nuestro cuerpo también lo agradecerá.

 

[Img #27306]

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress