Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 28/03/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Aidan Mcnamara
23/02/2017

El politiqueo es sueño

 

[Img #27348]

 

 

Cuando despertó, Trump todavía estaba allí. Pensó: pero no eran capaces de matar a Saddam, a Bin Laden, a Martin Luther King, a los hermanos Kennedy…

 

Había tirado la toalla. Había perdido toda fe en el valor de las palabras. Dejó de escribir. Escribir ya era tan sólo otra forma de exhibirse, un narcisismo pretencioso. El mal del mundo era tan obvio que corría el riesgo de vacilar al lector al señalarlo, al explorarlo, al destriparlo.

 

Le hizo gracia que todo el mundo ya citaba a Huxley y Orwell como exclamar: “Ya sé porque no va el coche: no queda gasolina”. ¡Caramba! Vaya percepción.

 

Se había metido en la cama para hibernar.  Soñó con Luis Vaz de Torres y Lola Flores. Los dos se habían casado en Bali. Ofició Bimba. Y soñó que la risa ya no servía.

 

Antes de apagar la vela, su amigo le había defendido. Hay que soltar el veneno, dijo. “Pero yo no estoy enfado con el mundo, sino con la estupidez. El mundo es un lugar magnífico. Y mis lectores no son unos estúpidos, así que me jubilo. “

 

El amigo, paciente, contenido, dijo que el silencio sólo consuela a la muerte y que uno tiene que contribuir a celebrar la vida.

 

Esas palabras tan sencillas, tan sabias le ayudaron a conciliar el sueño.  Durmió durante seis semanas. Soñó con Tzvetan Todorov, la violencia domestica, John Mayall, las rebajas, Antonio Gramsci y un revuelto con setas. Soñó con esa boda en Bali. Justo antes de despertar se dio una vuelta por La Ilustración. En un bar se topó con Hobbes y Rousseau en plena tertulia. “¡Qué suerte -pensó- esto es imposible! A ver qué dicen.”

 

H: Los hombres somos unos animales egoístas y el Estado existe para poner orden.

 

R: ¿Qué dices, tío? El hombre nace noble. Salvaje, pero noble. La sociedad le corrompe y, sobre todo, si tiene que trabajar 14 horas al día en una fábrica de telas.

 

H: No digo que la vida no sea dura, pero la ley, el gran logro humano, trabajará para la justicia. La vida es movimiento continuo.

 

R: ¿Qué opinas de Trump?

 

H: No seas ingenuo. ¿Prefieres vivir bajo el mandato de Xi Jinping o Putin?

 

R: Bueno. De todas maneras los dos coincidimos que nadie entiende  por qué una princesa se casaría con un jugador de balonmano.

 

H: Pues eso. La gente se queja de Trump, pero antes de que llegara él, motivos de sobra hemos tenido para pasar miedo. Nos quedan dos años de Trump, de facto si no de jure. Habrá comicios el 6 de noviembre, 2018.

 

R: ¿Vas de optimista guay?

 

H: Te toca a ti. Este Rioja es cojonudo.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress