"/>
Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 19/09/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
28/02/2017

Los exseminaristas reiteran al obispo que los autores de los abusos sexuales sean perseguidos y juzgados

Los cinco exseminaristas de La Bañeza que en la tarde de este martes se han reunido con el obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, han salido "satisfechos para ser una primera reunión, expectantes por el futuro, aunque nuestros objetivos no se han cumplido". 



[Img #27466]

 

Los exalumnos y el prelado permanecieron reunidos poco más de una hora, en la que los compañeros de F.L., víctima del primer caso de pederastia reconocido por la iglesia en Castilla y León. F.L., le comunicaron su deseo de que los autores de los abusos sexuales sean perseguidos y juzgados por la justicia civil. Además de F.L., al menos otros tres almnos más, sufrieron los tocamientos del sacerdote José Manuel Ramos Gordón durante el curso 88-89, en el Seminario de La Bañeza. 

 

Sobre la condena del ex párroco de Tábara, José Manuel Ramos Gordón, los exseminaristas solicitaron a Juan Antonio Menéndez que la condena fuese mayor, tal y como habían reclamado las víctimas, sin embargo "el obispo ha dejado claro, que este caso está cerrado y que no se va a reabrir bajo ningún concepto", señalaron en un comunicado enviado hora y media después de finalizada la reunión, en el que también indicaron que "la condena la ha calificado de justa y acorde con la ley canónica", concluyendo el prelado que "se ha llegado hasta donde se ha podido llegar". El obispo consideró que el ex párroco de Tábara "a sus 63 años ya ha sido suficientemente castigado, cuando le ha tocado aceptar la jubilación". 

 

Sobre la petición de los exseminaristas de que las investigaciones se dirigieran hacia que los encubridores, "que dieran también la cara", el vicario judicial Julio Alonso, también presente en la reunión, informó de "que forman parte del mismo caso prescrito de Ramos Gordón".

 

Aplicar la ley canónica

 

En un comunicado hecho público por el Obispado al finalizar la reunión, se indicaba que el prelado asturicense, les comunicó que había iniciado, de acuerdo con la Congregación para la Doctrina de la Fe, "una amplia y exhaustiva investigación con el objeto de verificar la verosimilitud de los citados hechos en el Seminario de la Bañeza y en el Colegio Juan XXIII de Puebla de Sanabria". Menéndez les reiteró su intención "de aplicar la ley canónica en lo que dependa de su autoridad; no tolerar, ni en el presente ni el futuro, ningún caso de delitos de este tipo y tomar las medidas oportunas para prevenirlos".

 

La reunión se ha producido por iniciativa de los exseminaristas que protagonizaron la manifestación del pasado 18 de febrero en Astorga, una protesta sin precedentes en España, en la que anunciaron que "queremos que ni un solo caso quede sin castigo, pero un castigo que satisfaga a las víctimas, no como ha ocurrido hasta ahora". Según los exalumnos "esto es la punta del iceberg, que se den cuenta de lo que han hecho durante muchos años y que han callado, cuando se les contó hace 28 años deberían haberlo comunicado a las autoridades eclesiásticas, judiciales y policiales. Tanta culpa tienen quienes lo cometieron como quienes lo encubrieron y no hicieron nada", en clara alusión a uno de los que apuntan como encubridor, Francisco Javier Redondo de Paz, hoy vicario de la zona de El Bierzo.

 

El comunicado de los exseminaristas finalizaba subrayando que "tras esta primera reunión, de aproximación entre ambas partes, nuestro compromiso es de estar a su lado, mientras exista el deseo de que se esclarezcan todos y cada uno de los casos".

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress