Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 28/05/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Plataforma proCiencia León
1/03/2017

Josep Pamies es un peligro para la salud de los pacientes

La plataforma 'proCiencia León' exige al Ayuntamiento de Hospital de Órbigo que deniegue el permiso a Josep Pamies para dar una charla la semana que viene en el Centro Cívico, como ya ha hecho el Ayuntamiento de Astorga, por la promoción de prácticas peligrosas para la salud y venta de productos prohibidos por las autoridades sanitarias españolas.



El horticultor catalán Josep Pamiés se hace pasar por pseudomédico y recomienda en sus charlas, entre otras cosas, ‘curar’ el cáncer con Clorito de Sodio para producir Dióxido de Cloro (el componente mayoritario de una lejía industrial) aplicado con mezcla de ácido clorhídrico (uno de los más potentes y destructivos que existen y componente fundamental del salfumán). Lo que él denomina MMS y recomienda que se haga “en casa”. Sobre el cáncer, por cierto, asegura en sus charlas “que es una enfermedad que no mata”.



No sólo eso, sino que además, Pamies, sin estudio médico alguno, afirma que el virus del sida (VIH) “no existe” y vende tras sus charlas hoja de Stevia, un producto que está prohibido para el consumo por las autoridades españolas y por el que ha sido imputado. “La Stevia está prohibida -reconoce-, pero desobedecemos”, llega a decir retando a las leyes sanitarias y de consumo.

 


Por todo ello, y la posibilidad de estar amparando una estafa e ilegalidades sanitarias y de consumo, la plataforma proCiencia León exige al alcalde y concejales del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Hospital de Órbigo que denieguen el permiso para que el Centro Cívico acoja la presencia de una persona que ya ha sido imputada por la Justicia por vender productos ilegales para el consumo humano. Pamies incluso se atreve a recomendar el “uso de marihuana para bebés”.



También les recuerda que ciudadanos preocupados por estas ilegalidades les enviaron información sobre todo este asunto la semana pasada, sin que se haya recibido contestación alguna ni se haya producido decisión sobre esta charla con profundos visos de amparar varias estafas a los ciudadanos y varios fraudes contra la salud pública.



Agradecimiento al Ayuntamiento de Astorga



Por otra parte, la plataforma pro Ciencia agradece al Ayuntamiento de Astorga la pronta y efectiva respuesta denegando el permiso para que se produjera esta charla en la Biblioteca Municipal de la ciudad bimilenaria en cuanto recibieron la información de lo que amparan las palabras de este horticultor que se hace pasar por pseudomédico.

 

La plataforma proCiencia León nació para exigir que no se cedan locales públicos para eventos que no cuenten con una Evidencia Científica contrastada. Por ello, reclama a políticos y autoridades que extremen las precauciones ante las proposiciones de alojar en locales e instituciones públicas este tipo de charlas, conferencias y eventos, teniendo en cuenta que conceder permisos a actos con información no veraz y publicidad ilegal de productos sanitarios puede llegar a constituir un ilícito al amparar diversos fraudes.

 

Los componentes de 'proCiencia León' recuerdan que es obligación de todos los ciudadanos defender la Información Veraz, como indica el artículo 20 de la Constitución Española. Por tanto, las charlas de Pamies no pueden incluirse dentro de la Libertad de Expresión, al ser un cúmulo de falsedades que ponen en peligro la salud de los ciudadanos y no ser más que información falsa.

 

Por ello, recomienda a los representantes políticos y funcionarios que consulten antes de ceder locales públicos para estos actos a los profesionales científicos de la Universidad de León y otras instituciones de la provincia para que validen si lo propuesto cumple con los presupuestos de la Ciencia y no constituye un peligro para la salud pública.

 

Más información:

El clorito de sodio es un producto químico tóxico si se ingiere, que puede causar insuficiencia renal aguda. Pequeñas cantidades de aproximadamente 1 gramo pueden causar náuseas, vómitos e incluso una hemólisis potencialmente mortal en personas deficientes de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa. Cuando el ácido cítrico u otro ácido alimenticio se utiliza para «activar» el MMS, como se describe en sus instrucciones, la mezcla produce una solución acuosa que contiene dióxido de cloro, una toxina y un potente agente oxidante utilizado en el tratamiento de agua y en el blanqueo. Naren Gunja, director del Centro de Información de Venenos de Nueva Gales del Sur, ha declarado que el uso del producto es "algo parecido a beber lejía concentrada" y que los usuarios han mostrado síntomas compatibles con lesiones corrosivas, tales como vómitos, dolores de estómago y diarrea.
____

El
ácido clorhídrico, ácido muriático, espíritu de sal, ácido marino, ácido de sal, agua fuerte o salfumán (en España), es una disolución acuosa del gas cloruro de hidrógeno (HCl). Es muy corrosivo y ácido. Se emplea comúnmente como reactivo químico y se trata de un ácido fuerte que se disocia completamente en disolución acuosa. Una disolución concentrada de ácido clorhídrico tiene un pH inferior a 1; una disolución de HCl 0,1 M da un pH de 1 (Con 40 mL es suficiente para matar a un ser humano, en un litro de agua. Al disminuir el pH provoca la muerte de todo el microbioma gastrointestinal, además de la destrucción de los tejidos gastrointestinales).

 

A temperatura ambiente, el cloruro de hidrógeno es un gas ligeramente amarillo, corrosivo, no inflamable, más pesado que el aire, de olor fuertemente irritante. Cuando se expone al aire, el cloruro de hidrógeno forma vapores corrosivos densos de color blanco y se usó en la Primera Guerra Mundial como arma química de terribles efectos en los combatientes. El cloruro de hidrógeno puede ser liberado por volcanes.

 

El cloruro de hidrógeno tiene numerosos usos. Se usa, por ejemplo, para limpiar, tratar y galvanizar metales, curtir cueros, y en la refinación y manufactura de una amplia variedad de productos. El cloruro de hidrógeno puede formarse durante la quema de muchos plásticos. Cuando entra en contacto con el agua, forma ácido clorhídrico. Tanto el cloruro de hidrógeno como el ácido clorhídrico son corrosivos.

 


___

Todos aquellos que quieran contactar con la Plataforma 'proCiencia León' para ayudar en la vigilancia del cumplimiento de estos puntos fundamentales pueden hacerlo en el correo electrónico [email protected], en su Twitter @CienciaLeon y en su página de Facebook, indicada en la web www.prociencialeon.blogspot.com.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress