Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 27/05/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
3/03/2017

Asaja pide más apoyo a programas de montes que favorezcan el pastoreo y prevengan incendios

Ante la convocatoria esta semana de ayudas dirigidas a la mejora de terrenos forestales con vocación silvopastoral, la más importante para los ganaderos de cuantas impulsa la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, el sindicato Asaja ha pedido más apoyo y financiación para este programa, que repercute directamente en que los montes estén saneados y acojan ganado, evitando el abandono y el riesgo de incendio.

[Img #27504]

 

Asaja considera que esta ayuda está "infrafinanciada" sobre todo si se compara con la destinada a reforestación, también convocada estos días, que recibe un presupuesto cuatro veces mayor. “Con frecuencia la administración se esfuerza más en sumar nueva superficie forestadas, y luego se despreocupa de cómo se encuentra la que ya está plantada. Pero esto no es una carrera a ver quién suma más hectáreas, lo importante es que las masas forestales estén gestionadas correctamente”, recalca la organización agraria.

 

Las ayudas para labores de mejora y prevención de daños en terrenos forestales con vocación silvopastoral, cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural, financian la planificación previa y posterior ejecución de diversas actuaciones en la explotación ganadera beneficiaria. La percepción de la ayuda compromete al ganadero durante cinco años. Por su naturaleza, esta ayuda es muy importante principalmente para los ganaderos de extensivo de toda la periferia de Castilla y León, sobre todo de vacuno, aunque también de ovino, caprino y equino.

 

El desbroce y las labores de mejora de montes cumplen con un doble objetivo. Por un lado, permiten que el ganado paste con comodidad en unas masas cada vez más abandonadas por la despoblación de las zonas rurales. Por otro, al abrir zonas pastables, se limpia de vegetación y monte bajo que con frecuencia propicia la propagación de incendios forestales. Además, tal como subraya Asaja, “es una política que refuerza el compromiso del sector ganadero con las políticas medioambientales, y es obligación de la administración promover esta colaboración, dado que los ganaderos y agricultores son los principales pobladores y sostenedores del territorio y del medio ambiente”.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress