Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 25/03/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
14/03/2017
(AMPLIACIÓN)

La defensa asegura que Muñoz se "inventó" que fuera él quien mató a Denise

La Fiscalía solicita 25 años de cárcel para el acusado del crimen de la peregrina estadounidense, 20 por un delito de asesinato y otros 5 por robo con violencia, mientras que la acusación particular pide 24 años de prisión. Su defensa lo niega y alega presiones a su patrocinado para que se declarase culpable.

[Img #27831]

 

La Audiencia Provincial de León acoge este martes la segunda jornada del juicio por el crimen de la peregrina estadounidense Denise Pikka Thiem –la primera sirvió para la constitución del jurado- en la que se han leído las calificaciones provisionales de todas las partes, Fiscalía, defensa y acusación, y en la que el plato fuerte es la declaración del presunto autor del crimen, Miguel Ángel Muñoz, que se enfrenta a una petición de pena por parte de la Fiscalía de 25 años de cárcel, 20 por un delito de asesinato y otros 5 por otro de robo con violencia.

 

La defensa del procesado ha negado los hechos y ha solicitado para éste su libre absolución porque considera que no participó en el crimen. En su opinión, no existen pruebas, testigos ni efectos de propiedad de la víctima que relacionen a Miguel Ángel Muñoz con el crimen, tampoco restos biológicos. Además, ha aseverado que el procesado "se inventó" la reconstrucción de los hechos y que su confesión responde a "presiones" realizadas por las médicos forenses que le examinaron.

 

Según las calificaciones provisionales de Fiscalía, los hechos se remontan al 5 de abril de 2015, cuando la peregrina estadounidense estaba haciendo el Camino de Santiago y cubría la jornada entre  Astorga y El Ganso y se desorientó en las inmediaciones de la finca del acusado, en Castrillo de los Polvazares, como consecuencia de una flecha amarilla mal colocada.

 

Tras hablar unos minutos con él, y de "forma sorpresiva", el acusado cogió un palo y golpeó a su víctima fuertemente en la cabeza. Después del primer golpe cayó al suelo y el acusado volvió a golpearla al menos dos veces más en la cabeza y otra en el tórax.

 

Como consecuencia de los golpes sufrió múltiples fracturas en cabeza y torso. Los golpes que le propinó causaron la muerte a la peregrina por un traumatismo craneoencefálico severo con destrucción de centros neurológicos vitales.

 

Después de cometer el crimen, desnudó el cadáver de su víctima y se deshizo de sus pertenecías, a excepción de 1.232 dólares, que cambió en un banco de Astorga. Fue el propio acusado quien, meses después, dirigió a la Policía al lugar en el que se encontraba enterrado el cuerpo.

 

No hubo posibilidad de defensa

 

Para la Fiscalía, se trata de un asesinato porque Denise no tuvo "ninguna posibilidad de defenderse" porque su presunto verdugo le cogió de forma inesperada y aprovechando que la víctima era una persona menuda, que se encontraba en un paraje extraño para ella y que portaba una mochila de grandes dimensiones propia de los peregrinos.

 

Además, la fiscal también ha destacado que fue el propio Miguel Ángel quien dio detalles de cómo había cometido el crimen y que ya había instigado a otras peregrinas con anterioridad. Incluso hay sospechas de que el sospechoso cambiara las fechas amarillas del Camino de Santiago para guiar a los peregrinos con el fin de conseguir que éstos se desorientaran y pasaran por las inmediaciones de su vivienda con intención de robarles.

 

En su opinión, la reconstrucción de los hechos por parte del procesado está "plagada de detalles" y que en un momento, incluso, "se viene abajo y llora". Miguel Ángel, ha agregado, hasta se jacta de que la Policía no hubiera podido encontrar el cadáver sin su ayuda.

 

La fiscal también ha negado que en ningún momento de la instrucción del caso se hayan vulnerado los derechos del procesado y que Muñoz no padece ningún trastorno psíquico. "No hay trastorno, quería matar a Denise y sabía cómo matar a Denise". Además, ha añadido "hay gente que mata porque es mala".

 

Mató a Denise "de manera miserable y vil"

 

En el caso de la defensa de la familia de Denise, sus conclusiones son muy similares a las efectuadas por el Ministerio Fiscal. En este caso, ha pedido para el acusado 20 años de prisión por un delito de asesinato y cuatro por el delito de robo con violencia, una petición de pena de un año menos que la efectuada por la Fiscalía.

 

Así, se ha dirigido al jurado y ha dicho que a lo largo del juicio se van a presentar infinidad de pruebas que demostrarán que Miguel Ángel, al que ha calificado como "despiadado, sanguinario y cruel", acabó con la vida de Denise Pikka Thiem "de manera miserable y vil".

 

Además, ha relatado que Denise estaba realizando el Camino de Santiago con mucha ilusión, pero que su vida fue truncada por la "despreciable conducta asesina del acusado". También ha pedido a los miembros del jurado que se pongan en el lugar de la familia de la víctima y se imaginen el "el dolor desgarrador que esas personas padecen desde que el acusado les arrebató a su hija y hermana, lo único que les puede reconfortar es que se haga justicia. Que sobre el asesino caiga todo el peso de la ley".

 

Para el abogado, Miguel Ángel Muñoz es un "asesino confeso" que relató su crimen ante un juez y en defensa de un abogado.

 

La defensa pide la libre absolución

 

Por su parte, la defensa del acusado ha reiterado que su patrocinado no participó en los hechos por lo que no existe responsabilidad. Por todo ello, ha solicitado su libre absolución.

 

El abogado ha insistido que el crimen de Denise es "absolutamente terrible", pero no lo cometió su representado. Así, ha dicho a los miembros del jurado que la presunción de inocencia consiste en no acusar sin pruebas y que en este caso hay "muchas elucubraciones y pocas pruebas".

 

En su opinión, la detención del acusado se produjo debido a las presiones del Gobierno estadounidense y "después de cinco o seis meses de investigación sin pruebas", aprovechando como excusa una "supuesta huida", que en palabras de su defensa no fue tal, sino un viaje a hacer el Camino de Santiago con sus amigos y que no ocultó en ningún momento. "Alguien que está huyendo no coge un autobús en la plaza del pueblo, ni se deja grabar imágenes para subirlas a redes sociales", ha agregado.

 

Encontró el cadáver, pero no es culpable

 

Además, ha dicho que "no es verdad" que su representado llevara a la Policía hasta el cadáver, sino que después de 3 o 4 horas dio con él porque anteriormente había notado un olor extraño en la zona. "El hecho de que se encuentre un cadáver no significa que haya sido el culpable", ha precisado.

 

Por otro lado, ha insistido que en su primera declaración, Miguel Ángel se declaró inocente, y ya en una segunda "curiosamente", después de haber sido examinado por las médicos forenses y por presiones de éstos, cambia su versión y reconoce haber matado a Denise. Los detalles, ha agregado, responden a que las forenses fueron las que le informaron de todo ya que habían realizado la autopsia.  La reconstrucción de los hechos "se la inventa", ha insistido.

 

El acusado ha estado en todo momento muy atento a la declaración de su abogado y en varias ocasiones ha esbozado, incluso, una sonrisa. Una actitud muy relajada por parte de Miguel Ángel que sorprende al tratarse de una persona que podría enfrentarse hasta a 25 años de cárcel.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress