Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 23/11/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Samuel Yebra Pimentel
16/03/2017

Ola, hola, ola, perritos sin cola

 

[Img #27876]

 

 

 

El último fin de semana hubo en Astorga bullicio y contorsión. El tiempo también era de vaivén.

 

Las tunas se deshilachaban por las culebreras calles de la ciudad vieja y eran objeto de la curiosidad de visitantes y astorganos.

 

La Dominica recorría las cofradías al tiempo que los móviles masajeaban la remontada del Atlético Astorga, proclamando lo que habría de venir ineludiblemente. Hoy en día, cosas de la modernidad tardía, anunciamos el anuncio: la Dominica saldrá a tal hora de tal lugar. Pululaban cofrades llegados de Ávila. Las bandas de música de la Semana Santa hace ya años que se despachan en espectáculo exclusivo antes de que llegue la noche de su procesión, para la que llevan todo el año ensayando.

 

Un fin de semana musical y de chirigota al que solo le faltarían las limonadas y las torrijas. Habría que ir pensando en una previa en la que el astorgano pudiera saber a qué atenerse para luego en la Semana Santa ir a punto fijo con los amigos y visitantes.

 

Pero no es verdad, no siempre faltó la limonada ni el botellón y solo al final, en el domingo, hubo señales de agua como cosa de la resaca, cuando ya ni para vino había y cayó el chaparrón. Las tunantas habían hecho botellón en plena Plaza Mayor el viernes de su presentación; alguna se perdería en el nublado de su mente allá en las madrugadas del sábado.

 

La Dominica solo tenía licencia para unas cervecitas, pero al tiempo que anunciaba lo que anunciaba anticipaba limonadas y torrijas.

 

Todavía no es pero ya es, no es este el ‘Principio Esperanza’ pero se le parece. Todavía no es Semana Santa, pero ya cunde la impaciencia y se abarrotan las calles para el abarrote que vendrá. Lo que no es también ya es.

 

Dinamitada ya la metafísica parmenidea en tan solo un fin de semana, todavía habría lugar el domingo para un descubrimiento social o político o de economía política, derivado de la estrechez de la normativa antiperruna y su compensatoria en los paraísos para chuchos. La ‘ludoteca perruna’ a día de hoy con césped en potencia (Aristóteles sea sordo), es decir sin césped, y con un callejoncito de juegos que parece el pasillo a la silla eléctrica, una rampita y una fuentecilla al uso de los gozques que se aburrirán al medio minuto. Proporciónenles mejor unos claros clarines y un psicólogo conductista y tendremos la primera banda musical de canes para esa Semana que vendrá. ¡Eso sí que atraería turistas! Ocurrencia por ocurrencia, tantos turistas al menos como el proyecto de Interpretación del Ferrocarril con el que se presentó en ADIF nuestro ilustre e ilustrado alcalde.

 

No cabe duda de que entramos en un concepto de ciudad más humanizado y perrero, por no decir 'cínico'. Lástima el tráfico veloz por el interior del casco histórico. Una ciudad cada vez más entregada al cuidado de sus ancianos, -los jóvenes se están yendo- para los que han dispuesto en la muralla esos artefactos deportivos, envaradas sirenas de sima lunática y yodofórmica que bien aprovecharían perros lucharniegos, si les dejaran. ¿Qué creen que hubieran hecho nuestros ediles de votar en el senado con el asunto del rebaje o amputación de colas a los cánidos? Para que puedan corretear los niños vienen pensando suprimir el tráfico rodado en el intramuros; y lo que ya deja de ser broma, desde el Ayuntamiento se 'desviven' por informar a los astorganos y astorganas sobre los gastos, sueldos e inversiones municipales estando ya a punto, pero todavía no, de publicarse el 'portal de transparencia suma’ que saciará con creces esa inmensa sed de datos. Un cuidado y mimo que llevará a las mascotas a la escuela, y sino al tiempo.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress