Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 29/05/2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
SEMANA SANTA
Astorga Redacción
14/04/2017

"La Cruz en tus hombros va creciendo"

En la noche del Jueves Santo salía desde San Bartolomé la procesión del Silencio camino de la Plaza de la Semana Santa donde la Coral Excelsior esperaba a la imagen del Nazareno y al Ecce Homo para interpretar un motete. Completamos la crónica con un texto extraído del pregón del año pasado a cargo de Roberto Fresco y un poema de Carlos Bousoño.

[Img #28559]

[Img #28548]

 

 

Casi sin solución de continuidad, amanecía una jornada festiva en la que torrijas y limonada no eran solo una costumbre más, sino que adquirían importancia de primer orden y, cuando se presentaba la oportunidad de saborear otras con sello distinto al de la casa, no se podía pedir más. Tal vez por eso, para redimirse de tal inocente exceso, había que realizar durante la tarde el record de la visita a los monumentos en los que las palmas benditas del último domingo solían ocupar un papel destacado.

 

Y, otra vez, con la noche, si cabe, con más propiedad que otros días, caía el silencio, pero esta vez Silencio con mayúscula. Un silencio blanco que llevaba al Nazareno, con su pelo verdadero, hasta las puertas de la mismísima catedral donde las catorce farolas parecían evidenciar su, entonces, oscura silueta. Un silencio granate apenas roto por los esporádicos toques de trompetas y el bombo, y por el quejido metálico de los engranajes de la farola que, al rodar sobre los adoquines de la plaza, parecía tener miedo de no soportar por mucho tiempo el peso del Nazareno. Pero pronto se tornaba todo remanso de soledad y quietud, con el mítico jardín de Panero a mis espaldas, como un gigantesco ángel de la guarda, aún más grande que el de Getsemaní.

 

Roberto Fresco. Pregón de la Semana Santa de 2016

 

[Img #28551]

[Img #28550]

[Img #28549]

[Img #28558]

[Img #28556]

 

 

Carlos Bousoño en su primer libro de poemas de 1945, ‘Subida al amor’ escribe ‘Hacia el Calvario’ donde toma el tema del Viacrucis como argumento y esquema de reflexión desde el punto de vista de un niño.

 


Hacia el Calvario
(Habla un niño)

 

Señor, a mi lado pasas
y yo largo te contemplo.
Vas mudo, triste. La Cruz
en tus hombros va creciendo.

Cruz en donde suena el mundo.
Hijo del hombre cayendo
en el polvo. Miserable
hijo oscuro y polvoriento.

Hijo de la luz tu fuíste.
 Hijo del polvo te han hecho.
¡Triste del bosque que diera
savias para este madero!

Triste de la tierra dura.
Triste del amargo pueblo.
Tierra triste, tierra amarga, 
o mundo lleno de muertos.


Tu pasas. Deja que toque
tu blanca túnica al menos.
Tú dijiste que a los niños…
Tú pasas. Yo me entristezco.

 

 

[Img #28552]

[Img #28553]

[Img #28554]

[Img #28557]

 

 

 

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress