Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 20/09/2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
SEMANA SANTA
Redacción
14/04/2017

"Aquel entierro anual, con marcha fúnebre y paso lento"

En la tarde del Viernes Santo, la solemnidad de la procesión del Santo Entierro ha recorrido las calles de Astorga. La Cofradía de la Santa Vera Cruz y Confalón ha protagonizado el acto del Desenclavo en la Plaza Eduardo de Castro, para continuar la procesión hacia el cabildo donde finalizó con el canto de la Salve Popular'. Este año la cofradía ha recuperado la Vela de la Urna, como prolongación de la Procesión, exponiéndose en la Capilla de la Vera Cruz. Completamos la crónica con un texto del pregón de José Antonio Carro Celada y unos poemas de José Bergamín y Blas de Otero.

[Img #28602]

 

 

En cambio la Procesión del Entierro nos estremecía por su majestuosidad, por las sobrepellices almidonadas, como mortajas, de los seminaristas, por las albas caladas de los diáconos que simulaban pujar la urna, por los uniformes de gala, los mocasines violeta del obispo y el breve desfile militar con los fusiles a la funerala. Aquel entierro anual, con marcha fúnebre y paso lento, era un acontecimiento singular y patético que convergía piadosamente en el Cristo yacente de la urna, a cuyo paso los mayores se arrodillaban. Nosotros mirábamos atónitos y nos impresionaban las encostraduras de sangre en las manos y aquel pelo verdadero que muy bien podía crecer como el Cristo de las Claras de Palencia, a quien Unamuno dedicó un sobrecogedor poema.

 

Pero junto a estas sensaciones, la alegría callejera del Jueves Santo, la visita a los monumentos, el ascua dorada del sagrario, el calor lagrimeante de la cera y el telón y las bambalinas teatrales del monumento catedralicio con su rico joyero convertido en tabernáculo.

 

Y también la Semana santa de las golosinas con sus peladillas, saladillas, garrapiñadas y torrijas. Esto era algo de lo que percibíamos los niños de aquella semana sagrada, intensa, que terminaba con la alegría lustral del agua bendita bautizando la casa y con el reencuentro de Jesús con su madre en la Plaza Mayor.

 

 

José Antonio Carro Celada. Pregón 'En tiempo del vivo populacho'

 

 

[Img #28603][Img #28611][Img #28604][Img #28605][Img #28606]

 

 

De los tres sonetos a 'Cristo crucificado ante el mar', de José Bergamín publicamos el primero de ellos. Bergamín se asombra de la continuidad del orbe tras la muerte de Cristo.

 

 

No te entiendo, Señor, cuando te miro

 frente al mar, ante el mar crucificado.

 Solos el mar y tú. Tú en cruz anclado,

 dando a la mar el último suspiro.

 

 No sé si entiendo lo que más admiro:

 que cante el mar estando Dios callado;

 que brote el agua, muda, a su costado,

tras el morir, de herida sin respiro.

 

 

O el mar o tú me engañan, al mirarte

entre dos soledades, a la espera

de un mar de sed, que es sed de mar perdido.

¿Me engañas tú o el mar, al contemplarte

ancla celeste en tierra marinera,

mortal memoria ante inmortal olvido?

 

[Img #28610]

 

[Img #28600][Img #28607][Img #28608][Img #28609]

 

 

 

De Blas de Otero seleccionamos un poema publicado en la revista ‘Albor’   (1940)

 

 

“Cuerpo de Cristo, por mi amor llagado,

vida del alma cuando, al mundo, muerto…

¡tírame ese clavel ensangrentado

que en la espiga, sin luz, de mi pecado

ha florecido tú Costado abierto!

Alma de Cristo, de dolores llena,

mar de amargura bajo el verde olivo…,

¡déjame que me lleve esa azucena

que en la playa, sin sol, de mi honda pena

pone un silencio de jazmín cautivo!

Sangre de Cristo, manantial de plata

en el oro, sin luz, de tu poniente…,

¡mira ese fuego de pasión que mata

y anégame en la espuma de escarlata

que brota pura, de tu eterna fuente!”

 


 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress