Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 1/05/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Luis Puerto
15/04/2017

En torno a la piedad

 

[Img #28633]


 


Desde hace tiempo, tenemos la sensación, siempre que llegan los días de la Semana Santa, marcados más por el ruido, las alharacas, los tumultos (esa España de charanga y pandereta de que hablara Antonio Machado), que por la espiritualidad y por esa religiosidad recogida que, cuando éramos niños, la percibíamos mucho más, durante tales días, que ahora; tenemos la sensación –decíamos– de que vivimos en un mundo marcado por la falta de valores, debido a un pragmatismo, a un utilitarismo que parece ser el único norte por el que la mayoría se dirige.

 

Un pragmatismo, un utilitarismo que es el escudo de las posturas individualistas y egoístas. Pero hemos de propugnar un mundo marcado por los valores. Estos días, se habla de la fraternidad, de la caridad, del amor fraterno... ¡Ay, si los practicáramos, aunque solo fuera de un modo mínimo, otro gallo nos cantaría!

 

Uno de los valores sobre los que hoy quiero llamar la atención es sobre la piedad. Confieso que hubo un momento en mi vida en que tal palabra y tal concepto llegó a parecerme rancio. Y es que no lo entendía.

 

Hube de leer a María Zambrano (la decisiva María Zambrano), para percibir la hondura y la importancia de este valor. La piedad –viene a decir la pensadora malagueña-segoviana– es el trato adecuado con lo otro. Y añadiríamos que también es el trato adecuado con los otros.

 

¿Tratamos adecuadamente lo otro: el mundo, la naturaleza, los recursos de que disponemos, la vida en nuestro planeta? ¿Tratamos adecuadamente a los otros: los inmigrantes, los refugiados, los foráneos y forasteros, los pobres, los indigentes, aquellos a los que la vida ha ido dejando en los territorios del afuera? Sería una buena reflexión para estos días.

 

En un mundo en el que tanto se gasea con bombas y tanto se excluye a quienes huyen del hambre, de la violencia, de las guerras, hemos de ser piadosos. Hemos de tener un trato adecuado con lo otro y con los otros. Solo así se humanizará nuestra especie, tan devastadora hoy en el mundo.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress