Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 17/08/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
19/04/2017

La concejala de Sanidad pide tranquilidad ante los casos de picaduras por garrapatas

El calor y el invierno sin apenas heladas fuertes de este año están provocando la proliferación de garrapatas. En el Centro de Especialidades de Astorga los médicos están atendiendo casos de la ciudad y de los pueblos del área de salud por picaduras de este insecto desde hace semanas. La concejala de Sanidad, Celi Gómez, se reunirá con los profesionales de la Unidad Veterinaria para valorar la situación. Desde el centro de salud indican que son frecuentes las picaduras de garrapatas.

[Img #28712]

 

La situación ha trascendido este miércoles después de que la agencia de noticias Ical haya dado a conocer que durante la Semana Santa tres jóvenes estudiantes fueron atendidas por picadura de garrapata en el centro de salud de Astorga. Las afectadas por estos parásitos acudieron en días diferentes a recibir asistencia sanitaria y las muestras recogidas serán analizadas, según confirmaron fuentes a Ical de la Delegación Territorial. Las mismas fuentes señalan que la incidencia de estas picaduras es similar a la del año pasado.

 

La concejala de Sanidad del Ayuntamiento de Astorga, Celi Gómez, envía un mensaje de tranquilidad a la población porque, por el momento, "se está hablando de casos aislados", no obstante ha solicitado un informe al Centro de Especialidades sobre los casos atendidos y se reunirá con los profesionales de la Unidad Veterinaria de Astorga para valorar la situación y solicitar asesoramiento sobre qué puede hacer el Ayuntamiento. 

 

Cabe recordar que el Colegio Oficial de Veterinarios de León alertó recientemente sobre la existencia de parásitos que hasta ahora no ocasionaban riesgos más allá del verano, como las garrapatas, que ya sobreviven durante todo el año y advirtieron de la necesidad de desparasitar a las mascotas durante de forma permanente para evitar infecciones.

 

Los parásitos externos pueden causar lesiones cutáneas de distinta consideración, inducir respuestas inmunitarias anormales en pacientes alérgicos o transmitir agentes patógenos. Por tanto, su control forma parte de la salud y el bienestar de los animales de compañía. Los cambios en el clima, así como la creciente urbanización de áreas rurales ha hecho que las infestaciones por pulgas y garrapatas se hayan convertido en problema de primer orden en las clínicas veterinarias, señalaron desde el órgano colegial.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress