Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 28/06/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
26/04/2017

Las máquinas del tiempo de José Ramos

Gracias a la cabezonería y la pasión de las que hace gala José Ramos, Astorga cuenta con el Museo del Tiempo, un nuevo recurso turístico que abrirá sus puertas la próxima semana. En la planta baja del Hotel Imprenta Musical, el relojero astorgano expone más de 200 máquinas contadoras del tiempo de su colección personal, que con que tenga una buena publicidad y el cariño de la ciudad se convertirá en un excelente atractivo.

[Img #28931]

 

 

El Museo del Tiempo de Astorga no tiene rival en el norte de España salvo en la localidad asturiana de Infiesto, donde existe una exposición permanente de relojes. Nada más traspasar la puerta de entrada, la referencia al relojero Losada plasmada en varios paneles indica la importancia que en estas tierras han tenido los constructores y mantenedores de los instrumentos para medir las horas. La presencia del maestro cabreirés que diseñó el reloj de la Puerta del Sol de Madrid no pasa desapercibida en la exposición, que vuelve a asomar en el rincón dedicado a los relojeros astorganos y maragatos. Colgados en la pared y colocados en una vitrina se muestran las maquinarias firmadas por los añorados Díguele, Joga, Ramón Gómez, Jáñez, Viuda de P. Casado, Téllez, Manuel Benavides, Antonio Canseco de Rabanal del Camino o el mismo José Ramos.

 

Hace tiempo que José Ramos venía dándole vueltas a la idea de mostrar la pasión que almacenaba en su casa. El museo es "el resultado del reto personal", ha asegurado Ramos, un reto que revoloteaba constantemente en su cabeza. Lo intentó por varias vías consciente de que no podía tener guardada en 'cajones' una excelente colección de relojes franceses, ingleses, venecianos, holandeses, rusos, americanos..., que junto a piezas curiosísimas como a una máquina de fichar de una fábrica francesa, una 'lavadora' de relojes o un temporizador de una mina de Torre del Bierzo, componen una colección única atesorada a lo largo de su vida. 

 

[Img #28933][Img #28935]

 

El Museo del Tiempo está presidido en el espacio central por la maquinaria del reloj original del Ayuntamiento de Astorga construido por Bartolomé Fernández en 1807, el herrero astorgano que también realizó el de la catedral. Allí se encuentran los cuatro trenes de rodaje que dieron vida a los maragatos de la Casa Consistorial, un engranaje que fue utilizado hasta el año 1974 y que quedó en el olvido hasta que fue rescatado y restaurado por José Ramos que ahora lo exhibe gracias a la cesión realizada por el Consistorio.  

 

[Img #28934]

 

El museo también está concebido como un centro de interpretación del reloj y próximamente lo hará realidad con actividades para niños. "Estoy jubilado pero seguiré siendo siempre relojero, porque lo que fue mi medio de vida que permitió sacar adelante a mi familia", ahora se ha convertido en un pasatiempo del que todos podremos disfrutar de lunes a viernes, con reserva previa en el teléfono 661 477 911, y los fines de semana y festivos en horario de 11 a 13 horas.

 

El Museo del Tiempo tiene su sede en una de las esquinas más recordadas por los astorganos, la de la calle Martínez Salazar donde en la primera mitad del siglo XX se encontraba la imprenta musical de Ángel Julián.

 

[Img #28932]

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress