Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 23/07/2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Javier Gutiérrez (Saberius)
30/04/2017

El balcón de las mujeres

 

El balcón de las mujeres. Dirección: Emil Ben Shimone. Producida con el apoyo de la Fundación Rabinovich para el Proyecto ARTS-CINEMA

 

 

[Img #29002]

 


Sin duda se trata de una de las películas del año, una historia conmovedora y  profundamente reivinidicativa ante el abusivo poder patriarcal presente en alguna de estas comunidades israelitas, en busca de la justicia social y del reconocimiento definitivo de la igualdad entre hombres y mujeres a pesar del discriminatorio status quo aún presente en diversas zonas del mundo como la aparentemente avanzada Jerusalén.

 

 
La acción y situaciones encadenadas en esta tragicomedia con trasfondo de denuncia social, se desarrollan a raíz de un accidente durante una celebración religiosa en la que se viene abajo el balcón reservado para las mujeres de la sinagoga. La esposa del rabino quedará en estado de coma y el mismo rabino permanece en shock. Ante estos inesperados sucesos, la comunidad entra en crisis. Un joven y aparentemente carismático rabino se presenta como el salvador de la comunidad, pero su fundamentalismo conservador y misógino termina poniendo a prueba la amistad de las compañeras y provocando una ruptura entre las mujeres y los hombres pertenecientes a la misma.

 


Una de las mayores virtudes de la película, además de su espíritu combativo ante el avance de esta lacerante injusticia presente en más lugares de los que creemos, es la admirable galería de personajes, su precisa definición, su construcción psicológica y la asombrosa interacción de sus diversas personalidades.

 

 

[Img #29001]

 

 

La película posee evidentes guiños a otra producción como 'La fuente de las mujeres', realizada por el director francés de origen rumano Radu Mihaileanu y protagonizada por Leila Bekhti y Hafsia Herzi, que se desarrolla en una próxima localidad de Oriente Medio donde un calor sofocante y la escasez de recursos y tecnología, promovida por una misma clase de fundamentalismo, mantiene al pueblo atado a costumbres y mecanismos arcaicos como el suministro del agua por medio de fuentes. Precisamente una de sus tradiciones mantiene que deben ser las mujeres quienes, sometidas al inclemente sol, acudan a lo alto de la montaña para extraer agua de la fuente y llevarla a sus hogares. Existe, sin duda, en esta película el mismo espíritu reivindicativo para alcanzar la igualdad de oportunidades ante la existencia de un poder omnímodo detentado por representantes masculinos de la comunidad y por los propios maridos, hasta que Leila, indignada por el estado de gravedad de una de sus compañeras que resbala cerca de la fuente estando embarazada y podría  perder su hijo, propone una huelga de relaciones íntimas con sus maridos hasta que estos colaboren en el transporte del agua, algo presente en la comedia clásica de Aristófanes como 'Lisístrata', de gran interés histórico y valor literario.

 


Se trataría pues de la versión urbana de esta problemática en Oriente, con la presencia de clérigos que predican una forma de integrismo cuyos principales efectos sufren las propias mujeres, mediante cuyos discursos tratan de resultar convincentes y convenientes para las comunidades merced a una verborrea efectista y engañosa. Y precisamente aquí reside otra de las grandezas de la película: los inspirados y habilidosos razonamientos de los personajes femeninos van desmontando poco a poco los fuegos de artificio y las vanas promesas que elabora el líder arribista para mostrarnos una vez más como la solidaridad humana unida al pensamiento crítico e independiente de sus miembros, puede capacitar y dotar de recursos a quienes tratan de afianzar los más elementales derechos humanos que son negados a fuerza de costumbres ancestrales y anquilosadas tradiciones que únicamente desembocan en la confrontación o en la presencia de la injusticia entre iguales.

 


Los esfuerzos y la impenitente lucha por recuperar el balcón que les pertenece por derecho propio es a su vez el reconocimiento de la importancia de su participación en las actividades religiosas de su comunidad, un derecho fundamental que solapadamente les ha sido negado y que podría ser definitivamente olvidado a no ser por sus estrategias y combinada planificación para lograr al fin revertir ese pretendido estado de las cosas que las relegaría a un segundo plano por razón de su género.

 

 

[Img #29000]

 


El tratamiento de comedia de situación, con momentos memorables de genial hilaridad, ayuda a mantener un mensaje final fresco, espontáneo, alejado de lo discursivo.

 


Por todos estos motivos, los evidentes y los sugeridos, y todos aquellos que decidimos no adelantar para quien no la haya presenciado, se trata de una de las películas del momento, y podríamos situarla entre los mejores estrenos del año.   

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress