Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 29/05/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
José Luis Puerto
4/05/2017

Tiempo de ritos

 

[Img #29119]


 


El ser humano es un ser ritual, no puede vivir sin ritos. Contrariamente a lo que pudiera parecer, el rito no es un hecho antiguo, tendente a desaparecer. No. Mientras nuestra especie exista en la tierra será una especie ritual.

 

Los ritos se renuevan y transforman su rostro, a medida que la propia sociedad se transforma. Veamos, para ello, un rito que tendrá lugar en unos días, a lo largo de esta primavera: el de la primera comunión de niños y niñas. Y observemos la pujanza (y hasta la abundancia y el exceso) con que se manifiesta.

 

Toda comunidad humana puede ser analizada a través de sus ritos, de los ritos que realiza. Porque a través de los ritos, entre otros elementos, se configura la identidad, tanto individual, como social. De ahí su importancia.

 

Recuerdo que, cuando murió trágicamente en la plaza de toros el torero Paquirri, el antropólogo inglés, tan vinculado con España, Julián Pitt-Rivers (1919-2001), escribió un hermoso artículo sobre el rito de la tauromaquia, como elemento que atraviesa la historia y que recorre todo el mediterráneo, ya desde la Grecia arcaica.

 

Estos días de primavera, acaso debido a ese renacer del tiempo, la ritualidad se pone muy de manifiesto. Hay un hermoso rito de traslado, relacionado con la sequía y la lluvia, como es la romería de la Virgen del Castro, acompañada de un bellísimo y colorista ondear de pendones, desde Castrotierra a la catedral de Astorga, implorando la lluvia.

 

Pero son muchos ritos primaverales más: el árbol de mayo o mayo, que los mozos plantan en las plazas de los pueblos; la Cruz de mayo (tan juanramoniana); la Ascensión; las fiestas marianas de primavera; el Corpus...

 

Porque el rito está incrustado en el corazón de los individuos y de la sociedad, en el corazón de la identidad de todos, de ahí su importancia, de ahí su valor, de ahí que haya que estar atento a ellos para advertir cómo somos.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress