Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 20/11/2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DIPUTACIÓN
Redacción
5/05/2017

La Diputación hace balance de las ayudas sociales en 2016

[Img #29125]

 

En 2016 el Servicio de Cooperación al Desarrollo, Fomento de Asociaciones y Programas de Apoyo a la Emigración de la Diputación destinó 800.000 euros a 30 asociaciones que desarrollan su labor en la provincia. Las ayudas llegaron a colectivos de atención a drogodependientes, a discapacitados, a personas con enfermedad mental y Alzheimer, emigrantes y minorías étnicas, mujeres o personas mayores, también sirvieron para realizar programas en el ámbito sociosanitario y el apoyo al pueblo saharaui. “Se trata de iniciativas que buscan la protección de los colectivos más vulnerables, orientados a prevenir las situaciones de exclusión social, la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres o la violencia de género, además de fomentar la autonomía personal de los discapacitados y las personas mayores”, señaló el diputado de Servicios Sociales, José Miguel Nieto.

 

En cuanto lo que se refiere a la Cooperación Internacional al Desarrollo, la institución provincial destinó el pasado año 115.000 euros, con el objetivo de contribuir al desarrollo en países empobrecidos, especialmente destinado a los colectivos más vulnerables. Para ello, se apoyan iniciativas que buscan conseguir que estas personas cuenten con sus necesidades básicas cubiertas en materia de salud, educación, abastecimiento de agua o saneamiento, además de contribuir a la eliminación de la desigualdad entre sexos y la promoción de la mujer, protegiendo también a las personas mayores, los huérfanos, discapacitados y refugiados. El pasado año, se otorgaron 3 ayudas de este tipo, a la Fundación Vicente Ferrer por su proyecto en la India, la Fundación Cauce en la República Dominicana y la Fundación Prosalud en Perú.

 

En tercer lugar, José Miguel Nieto ha explicado que, dentro del apoyo a la emigración, se encuentran los programas Añoranza y Raíces, para los que la Diputación destina 40.000 euros. Se trata de dos iniciativas que tienen el objetivo de posibilitar que los leoneses residentes en Argentina y Cuba y sus hijos y nietos, puedan regresar a la provincia. Los dos programas tienen como finalidad reconocer a la colectividad leonesa en el exterior, posibilitar su participación en la vida social y cultural de la provincia, además de facilitar el reencuentro con los familiares que aún residen en alguna de las localidades leonesa y fortalecer el sentimiento de pertenencia y estrechar sus vínculos de unión en al provincia.

 

El Programa Añoranza está dirigido a los emigrantes leoneses que residen en Cuba o Argentina con nacionalidad española y a sus hijos con escasos recursos económicos, pertenecientes a colectividades leonesas o castellano y leonesas en el exterior, que tengan una edad igual o superior a los 65 años, que no hayan viajado a España en los últimos 15 años y que cuenten con familiares en algún punto de la provincia. Por lo que se refiere a Raíces, está destinado a los nietos y bisnietos de los leoneses que emigraron a Argentina y Cuba, que tienen entre los 18 y 35 años. Entre los requisitos para participar en este programa se encuentra el que los jóvenes no hayan viajado con anterioridad a España y que tengan familiares que residan aún en alguna localidad leonesa. 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress