Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 23/07/2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
TE PROPONEMOS...
Redacción
5/05/2017

Los drones y el futuro: ¿Caminos que se juntan?

Cuando los drones llegaron al mundo, su uso estaba directamente vinculado al sector militar. Hoy, ocho años después del primer uso militar de los drones, el futuro y sus soluciones parecieran estar en la misma ruta de estos pequeños aparatos voladores.

[Img #29227]

 

 

A propósito de la llegada del mejorado GoPro Karma a tierras españolas, se han planteado miles de teorías y conjeturas acerca de su utilidad. No tanto por la cuestión de lo que se debe o lo que actualmente se puede hacer con los drones. Sino, principalmente, con lo que potencialmente se lograría gracias a la incorporación de estos elementos voladores no tripulados.

 

Sus características, tal como se enlistan en su web oficial, dejan entrever que la tecnología aplicada a estos aparatos ha mejorado mucho desde los primeros lanzamientos. Asimismo, GoPro ha dejado caer sobre la mesa una de sus innovaciones mejor acabadas, desde la presentación, desde el empaquetado, hasta el producto en sí.

 

El futuro plantea diversos retos, cada uno con su complejidad particular. ¿Los drones pueden aportar soluciones a estos retos diversos?

 

Un camino más allá del comercial

 

Por estos días, todavía los drones siguen siendo un novedoso aparato para el divertimento. En el mejor de los casos, son herramientas comerciales y poco explotadas en el sector profesional.

 

Se han hecho diversas inmersiones en campos como la fotografía profesional y la producción cinematográfica, aunque los especialistas en el desarrollo de estas pequeñas aeronaves afirman que los drones pudieran ser elementos utilitarios para campos tan diversos como la salud, la logística y hasta la alimentación.

 

Precisamente, y en base a las características tan distintivas que nos ofrecen, ¿es momento de darle una vuelta de tuerca a nuestro modo de concebir el uso de los drones?

 

La vigilancia y la agricultura como primeros campos de trabajo

 

Más que campos de trabajo, se trata de campos de exploración y desarrollo de estrategias viables. En el caso preciso de la vigilancia, el uso de los drones rompería una de las barreras humanas más insalvables: la ubicuidad. Estar en el lugar preciso, en el momento correcto, siempre resulta inadecuado dadas las posibilidades propias. A su vez, muchas veces utilizar cámaras de seguridad tradicionales no pareciera ser una opción a tener en cuenta.

 

A la par con la vigilancia, la búsqueda y la exploración tendrían un campo abierto para la utilización de drones. De hecho, ya se ha experimentado con su utilización en labores de búsqueda y rescate, donde las características de sus cámaras en tiempo real dan para los detalles. En el caso del GoPro Karma, sus 720p de emisión de imagen brindan una calidad de video en directo lo suficientemente útil para vigilar, para buscar rostros, siempre y cuando todas estas tareas se realicen en lo enmarcado a la ley.

 

La agricultura también se ha visto beneficiada por el uso de drones. De momento, en labores de cuidado y monitoreo de cultivos y cría de animales al aire libre. Algunos expertos de la materia especulan con que en próximos años los drones pudieran irse acercando a la solución definitiva para el control de plagas y abono de cultivos desde el aire, dando pie a una solución barata, sencilla, y gracias a su fácil utilización, compatible con toda la generación de labradores de la tierra.

 

Sí. El futuro y los drones parecieran ser caminos que se entrecruzan y se potencian.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress