Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 24/08/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
11/05/2017

Amancio Ortega dona a la sanidad de León un acelerador lineal y cuatro mamógrafos digitales

El multimillonario gallego de la empresa Inditex (Zara) pacta con la Junta cómo repartir la donación de 18,2 millones a Castilla y León para equipos contra el cáncer de última generación.

[Img #29276]

 

 

La Fundación aportará más de 18,2 millones de euros a la Gerencia Regional de Salud, que se utilizarán para la compra de equipamiento destinado al diagnóstico y atención de los procesos oncológicos en la Comunidad. Esta enfermedad causa unas 7.892 muertes al año y, por lo tanto, su prevención y tratamiento es una de las prioridades de los profesionales sanitarios de Castilla y León.

 

Parte de la donación del empresario gallego -natural de Busdongo, en León- para la Sanidad de Castilla y León recaerá en la provincia leonesa. En concreto, León dispondrá cuando se materialice el acuerdo firmado este jueves con la Junta con un acelerador lineal y cuatro mamógrafos digitales contra el cáncer. El acuerdo rubricado por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y el vicepresidente de la Fundación Amancio Ortega, José Arnau, establece que la Gerencia Regional de Salud recibe 18,2 millones de euros, que se utilizarán para la adquisición de nuevos equipos para el diagnóstico y tratamiento del cáncer, de acuerdo con las necesidades identificadas por los profesionales de los servicios autonómicos de salud. 

 

Este acuerdo permitirá renovar y modernizar la tecnología disponible en los cinco servicios de oncología radioterápica existentes en la red hospitalaria de Sacyl y la incorporación de 21 nuevos mamógrafos con la tecnología más avanzada.

 

Concretamente, el acuerdo prevé la compra de seis nuevos aceleradores lineales para la sustitución de los actuales en las unidades de radioterapia de la Comunidad y la adquisición de un sistema de radioterapia intraoperatoria móvil. Los nuevos aceleradores son equipos de última generación, con mayor precisión, ya que el haz de radiación se adapta de forma más exacta a la forma del tumor, permite modular la intensidad según las necesidades en las distintas áreas del tumor y las zonas adyacentes, controla el movimiento respiratorio e incorporan nuevos sistemas de inmovilización. De esta manera se consigue un tratamiento más efectivo, menos tóxico y, por lo tanto, con una mejor respuesta terapéutica.

 

La radioterapia intraoperatoria es un desarrollo tecnológico innovador móvil que permite la administración de una dosis única de radioterapia en el propio quirófano directamente en la zona intervenida, reduciendo el tiempo total de tratamiento, así como algunas de las complicaciones de la radioterapia externa.

 

Asimismo, la donación de la Fundación Amancio Ortega posibilita que la Gerencia Regional de Salud compre un total de 21 mamógrafos digitales. Este equipamiento se empleará para sustituir tanto los mamógrafos que se utilizan en el programa de detección precoz de cáncer de mama, como para mejorar aquellos que pertenecen a la red de realización de mamografías diagnósticas en base a la planificación de renovación de la Gerencia Regional de Salud para los próximos cuatro años y van destinados a todas las provincias.

 

Todos los mamógrafos incorporan tomosíntesis, técnica mucho más completa que consiste en visualizar la mama en tres dimensiones, eliminando de esta forma la superposición de tejidos de la mamografía convencional, permitiendo detectar tumores en fases más incipientes y reducir los falsos positivos. Los mamógrafos diagnósticos incorporan también un equipo de esterotaxia para la realización de biopsias de gran precisión en lesiones milimétricas. Por lo tanto, esta modernización diagnóstica de la mama aporta una mayor precisión, un diagnóstico más precoz y un mejor pronóstico.

 

 

Cáncer en Castilla y León

 

El cáncer es la segunda causa de muerte en Castilla y León, con unas 7.892 muertes al año y aunque en las últimas décadas la implantación de programas de cribado, así como el desarrollo de nuevas técnicas diagnósticas y de tratamiento, han aumentado notablemente las tasas de supervivencia y la calidad de vida de las personas con procesos oncológicos, es necesario seguir trabajando en su abordaje.

 

En la actualidad, la Comunidad registra una media de 166.147 consultas de oncología hospitalaria en cada ejercicio, dato que se completa con el hecho de que cada año se registran unos 21.503 ingresos en los centros de atención especializada por cáncer. Asimismo, unos 5.136 ciudadanos reciben anualmente tratamientos con radioterapia en la Comunidad -en un total de 99.895 sesiones-.

 

En total, en Castilla y León hay 9.783 mujeres diagnosticadas de cáncer de mama, que requieren 1.700 ingresos hospitalarios cada año. El número de mamografías anuales realizadas es de 63.218, además de las 118.730 que se realizan en el programa de screening. Destaca además la actividad del Consejo Genético, que realiza anualmente 825 estudios de cáncer de mama y ovario, de los cuales 647 -78,4 %- son a pacientes y 178 -22,6 %- a familiares.

 

En cuanto al cáncer de cérvix, cada año se realizan 68.317 estudios de cribado, de los que un 2,4 % dan resultado positivo, mientras que para el cribado de cáncer de colon se realizan anualmente 102.557 colonoscopias.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress