Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 23/05/2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Abel Aparicio
16/05/2017

Ruta por La Sequeda de Andrés Martínez Oria

Ocurre muchas veces (o casi todas) que al leer o investigar sobre un tema,un libro te lleva a otro, este a otro y así sucesivamente hasta que decides parar o ese círculo vicioso no acabaría nunca. Hace un par de meses, leyendo sobre la comarca de La Sequeda, conocí Flores de malva, una pequeña joya de Andrés Martínez Oria.

 

Andrés fue mi profesor de Lengua y Literatura en Segundo de Bachillerato, allá por 1998. Tengo un grato recuerdo de aquel curso y de las clases de Andrés, aunque como todos, cometía errores. El suyo fue dirigirse a mi compañero Francisco Valdueza con las palabras “Valdueza, déjame ese catecismo”, para pedirle el diario Marca al finalizar un examen el día después de que el Real Madrid ganara su séptima Copa de Europa. En fin, no todos tenemos la suerte del ser del Atleti (y de la S.D. Ponferradina), aunque vengan mal dadas.

 

A lo que vamos, el 5 de mayo y a buena hora, después de leer Flores de malva, cogí la bicicleta de montaña y partí desde Astorga con dirección a Celada para vivir en primera persona ese viaje que hizo Andrés aquel mes de junio de la década pasada. El recorrido (pinchad aquí) de Astorga a Celeda y de aquí a Cuevas, como sucede con aproximadamente la mitad de la ruta, transcurre por carretera. Una vez en Cuevas, por un viejo camino hoy casi abandonado de unos tres kilómetros, llegamos a Matanza, donde su iglesia nos da la bienvenida. Paseo por sus calles y de nuevo en marcha dirección Valderrey.

 

 

[Img #29479]

 

 

De Valderrey, por su parte oeste, salí a la carretera que lleva a su estación del tren Ruta de la Plata y a su ayuntamiento. Visto el intencionado abandono de esta vía férrea ya antes de su cierre, pedalee hasta Villa Odila, en el monte de Castrillo de las Piedras, donde vivió y murió un 27 de agosto de 1962 Leopoldo Panero, como bien relata el autor del libro.

 

 

[Img #29480]

 

 

De aquí de nuevo a Valderrey y luego a Bustos, donde solo un perro salió a recibirme antes de que llegara a conocer su viejo puente, hecho con piedras, tierra y vegetales, como se hacían antiguamente los puentes.

 

 

[Img #29482]

 

 

El tramo de Bustos a Tejados transcurre por una continua ascensión escoltada por encinas y tierras sin labrar. A Tejadinos se llega por un precioso camino que invita a pensar en la despoblación que sufre esta comarca cercana a dos núcleos urbanos como son Astorga y La Bañeza.

 

 

[Img #29483]

 

 

De Tejadinos a Penilla, que es un barrio de Curillas al que sus habitantes consideran pueblo, accedemos de nuevo por carretera. Aquí un cartel nos indica dos direcciones, la primera es el cementerio nuevo y la segunda Madrid, como si los habitantes de este pueblo no viesen más opciones, aunque hace poco un amiguete me dijo que quizá las dos direcciones significasen lo mismo, para gustos, los colores.

 

 

[Img #29484]

 

 

A medio kilómetro de Curillas, por camino, llegamos a Monfrontino, barrio o pueblo independiente, como ocurre con Penilla.

 

 

[Img #29485]

 

 

Desde aquí, Andrés no matiza exactamente cuál fue el trazazdo elegido para volver a Astorga, solo dice que había un camino que llevaba de Curillas a Piedralba. Dejándome llevar y todo por camino, fui de Monfrontino hasta la entrada de Santiago Millas, de aquí a Oteruelo de la Valduerna, a Piedralba y por el barrio de Santa Clara, entré en Astorga.

 

 

 

[Img #29486]

 

 

Una ruta muy recomendable para conocer la comarca de La Sequeda. Un libro con el que me divertí, aprendí y me entretuve, creo que poco más se puede pedir. Acérquense a los libros, siempre nos deparan viajes tan gratificantes como este.

Noticias relacionadas
Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress