Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 26/07/2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Astorga Redacción
4/06/2017

La fiel amistad de Panero y Gullón

Últimamente en 'la vida congresual astorgana' parece que se han despertado ciertos celillos y comparaciones, que se han manifestado en Astorga Redacción en la 'Diatriba Gullón- Panero'. Como por azar hemos encontrado unas cuantas referencias que hace Leopoldo Panero a su amigo Ricardo Gullón que vamos a comentar, esperando que alguien se preocupe de indicarnos las alusiones múltiples que Gullón hizo de Panero. (Nosotros lo hacemos con un par de cartas)

[Img #29864]

 

 

En ‘La escritura sucesiva de Juan Ramón Jiménez ’ opina Panero sobre la antología publicada por Gullón, su amigo: “Ricardo Gullón ha ordenado y escogido, con eficacia y tino ejemplares, las piezas más representativas de los distintos periodos Juanramonianos”. Reconoce la dificultad de la tarea, pues la prosa se hallaba esparcida por las publicaciones más dispares y difíciles de hallar. “De ahí precisamente la necesidad y oportunidad de esta antología, que se complementa con otra de ‘Poesía en verso’ aparecida simultáneamente, y de la que aquí no tratamos por obra de su menor novedad, aunque también en ella introduce Gullón variantes de gran interés”.

 

Rectifica a Gullón en el sentido de que ‘Espacio’ es un poema que no debiera aparecer en el volumen en prosa, por la sola materialidad de  aparecer escrito como en prosa, pues es un poema en borbotón, poesía por “su dicción, su corriente rítmica honda y su andadura imaginativa.”


                                                                                        
En el artículo ‘El soneto como libertad’, dice que la introducción de Ricardo Gullón al libro de Juan Ramón Jiménez ‘Sonetos espirituales’ es admirable. Gullón cuenta en “límpida narración”, el vivir de Juan Ramón en el Puerto Rico del primer lustro de los años 50. De tal manera le han satisfecho tales páginas a Leopoldo que no se recata en decir, asordinando la rotundidez de su juicio en un “para mi gusto” que son “las páginas más diáfanas y delgadas escritas por Ricardo Gullón: delgadas en su sensibilidad y su finura de trazo, pero sobre todo por su humana elegancia y transparencia, porque su palabra no se interpone nunca entre Juan Ramón y nosotros (como si la palabra fuera imperceptible), mientras la observa, le dibuja, le conoce: le mide con su poesía y le encuentra igual a ella.”

 

[Img #29865]

 


En ‘La transparencia de la memoria’ todavía leeremos el mejor elogio tributado por Panero a su amigo Ricardo Gullón, por el libro ‘Conversaciones con Juan Ramón’. En esta ocasión es debido a que las notas y las charlas tomadas por Gullón son diáfana trascripción. Rememora detalles del libro sobre el modernismo en el que se ha empeñado Ricardo y por el que comienza la íntima trabazón de este con Juan Ramón. El libro pertenece más a Juan Ramón que a Ricardo por esta transparencia y acuidad, que también es un mérito del crítico reconocido por el recensionista, al igual que la penetración y frescura de toque. Gullón utiliza aquí “una transparencia y nitidez” semejante a la usada en ‘Sonetos espirituales’. Y de la “fidelidad indefectible y exquisita” con que Gullón le trata más vivo aún en “el poder suscitador, ya que no deliberadamente evocador de la palabra viva” incluso se escurren los interlocutores en sombra.

 

Es en la conferencia “Galdós, novelista universal”, dice de su amigo Ricardo Gullón que “ha escogido con acierto pleno ‘Miau’ como obra la más adecuada por sus dimensiones y la más representativa por su hondura espiritual y culminadora maestría, entre todas las de Don Benito Pérez Galdós, para iniciar esta Biblioteca de Cultura Básica de la Universidad de Puerto Rico.”  Más adelante añade que el “espléndido estudio de Galdós”, por la modernidad de su proyección, por ser abarcador de “la totalidad del orbe imaginativo galdosiano y la figura humana de su creador, así como su significación literaria universal al lado de los grandes maestros contemporáneos del género: Balzac, Dostoyevski, Dikens, Tolstoy.” Y luego añade apreciativamente que “este modo de situar, desde el arranque mismo, al novelista español en el ámbito universal, sacándolo fuera de los lindes caseros a que la crítica nos tenía demasiado acostumbrados , es uno de los aciertos evidentes de este libro, el mejor a mi juicio de entre los de Gullón, y en el que definitivamente le revela como uno de los críticos españoles que cuentan de verdad en nuestras letras, precisamente porque trae a ellas el fino y largo conocimiento de las extrañas, poniendo lo vernáculo en múltiple y vivificante conexión con las grandes corrientes creadoras del espíritu.”

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress