Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 23/06/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
15/06/2017

La pobreza se cronifica en Astorga, según Cáritas

Cáritas Interparroquial sigue siendo el mejor radar para detectar lo que el resto de la sociedad preferimos no ver. La realidad más dolorosa percibida desde el año pasado por la ONG católica es que hay vecinos nuestros que no pueden dejar de ser pobres, pero lo más preocupante es que no tardando mucho Cáritas alerta de que comenzará a atender los primeros casos de trabajadores precarizados y empobrecidos.

[Img #30137]

 

 

Cáritas de Astorga ha citado este jueves a los medios de comunicación en el comedor de La Casita de San José, para descorrer la cortina y mostrar la radiografía de la pobreza en Astorga, que se ha enquistado en las familias monoparentales y los núcleos familiares con menores a su cargo. Son casi un centenar de familias que hasta el pasado 2 de mayo eran en su mayoría españolas, porque ha disminuido el número de personas marroquís y de etnia gitana, una buena noticia, según el presidente de Cáritas Interparroquial, Luis Alberto García.

 

Según la memoria presentada este jueves, el mayor número de usuarios (145 familias y un total de 445 personas en 2016) se concentra en el Programa de Alimentos que ofrece productos de primera necesidad, en el que se repartieron 28.185 kilos de alimentos del Plan de Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) y 15.000 kilos más de las 'operaciones kilo', además de 13.000 kilos de productos frescos para completar una dieta saludable.

 

Cáritas destinó el año pasado 4.102 euros a paliar la pobreza energética apoyando a 25 familias con problemas para pagar los gastos de luz y calefacción; otras siete familias percibieron un total de 6.880 euros repartidos en vales mensuales del programa de la Fundación Amancio Ortega para cubrir sus necesidades básicas. La ONG entregó ropa y calzado a 126 familias dentro de su Programa Ropero. 

 

La red de apoyo que presta Cáritas llega a todos los estratos sociales, incluidas las personas sin hogar, las que necesitan pasar dos días en La Casita de San José, el albergue de estancia corta al que llegaron 202 personas, la gran mayoría hombres, de los que el 70 por ciento han sido españoles de Castilla y León y Galicia. La Casita de San José también dio cobijo a portugueses y en menor medida a árabes y latinoamericanos. Además de ofrecerles una de las 15 camas disponibles, también les proporcionan comida y la posibilidad de derivarlos a otros servicios sociales, como los mayores de 65 años a quienes tratan de que sean acogidos en residencias a través de la Diputación o la Junta de Castilla y León.

 

 

Casita de San José

 

Sin llegar a estos casos extremos de personas sin techo, Cáritas también ofrece atención integral a familias con menores en riesgo de exclusión social a quienes diariamente les apoyan en sus estudios con los programas de apoyo educativo para prevenir el fracaso escolar con ura red de voluntariado formado por profesores en activo y jubilados, además a esos niños se les educa a través del ocio y la alimentación con meriendas saludables.

 

Cáritas trabaja con especial cuidado el programa de alfabetización dirigido a mujeres árabes, a las que enseñan español de manera práctica para que puedan desenvolverse en la vida cotidiana. Con la comunidad portuguesa, la atención se centra en el acompañamiento en la crianza y educación de sus hijos.

 

 

El voluntariado

 

La pieza clave de todo este engranaje social son los voluntarios y voluntarias que cada día dedican su tiempo a atender los programas, cuyo sentido de fraternidad destaca el obispo, Juan Antonio Menéndez, en la carta que destinada los diocesanos, con motivo de la Fiesta del Corpus, en la que señala que "el sentido de fraternidad nos mueve a compartir y trabajar juntos por causas nobles, a formar comunidad, a acoger y acompañar al extranjero, a quien se siente solo o descartado por el sistema económico.

 

 

 

 

 

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress