Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 25/07/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
21/06/2017

El Servicio de Endocrinología: otra necesidad del centro de salud y especialidades de Astorga

Por Victorina Alonso / 

 

 

Cuando nació Daniel todos estuvieron de acuerdo en que parecía un ángel: rubio de pelo rizado, sonriente… Crecía y todo fue bien hasta que cumplió 9 años. Empezó entonces a vomitar y a ponerse triste. No jugaba y adelgazaba a ojos vista. La diabetes hizo su aparición y la familia sufrió un duro revés. Los viajes a León a urgencias, al pediatra, al endocrino… una senda de dolor y gasto. La madre tuvo que dejar su trabajo y para el padre fue un motivo de rabia e incomprensión. ¿Por qué mi hijo? La Asociación de Diabéticos de Astorga y Comarca le ayudó a aceptar la situación y a resolver algunas complicaciones añadidas.

     

Hoy Dani es un joven alto y guapo, buen estudiante que porta con sabiduría y orgullo su Freestyle y su bomba de insulina. Pero ha sido difícil y caro, dice el padre. Si hubiéramos tenido al endocrino en Astorga todo habría resultado más fácil.

    

Porque los endocrinos son los que controlan la Endocrinología, esa parte de la Medicina que estudia las glándulas, sus secreciones internas y las enfermedades provocadas por un funcionamiento inadecuado, como por ejemplo en las alteraciones del tiroides y la enfermedad de Cushing o del páncreas, que da lugar esta última, a una enfermedad dulce como la miel y falsa como un mal amigo.

    

Una patología que ya conocieron y trataron los chinos, 200 años antes de nuestra era y que afecta a 4 de cada 100 personas; responsable de muchos infartos, cegueras, y muertes prematuras.

    

Así pues esta especialidad atiende y controla a muchos pacientes y a diversas dolencias. Y sus especialistas no necesitan ningún instrumento caro o complejo para su desempeño.

    

En Astorga y sus comarcas se vive muchos años y el sedentarismo o una alimentación inadecuada, hacen posible que más de 600 personas desarrollen la enfermedad diabética; y para revisiones los afectados tienen que desplazarse al ambulatorio de León a fin de que los revise un endocrino, quien fácilmente podía pasar esa misma consulta en Astorga.

    

Lo mismo ocurre con las alteraciones tiroideas, cuando esa glándula tan importante que se cobija en nuestro cuello, no funciona adecuadamente o cuando Luisa engorda sin parar a pesar de que –como ella dice- come muy poco. Su obesidad es una patología a veces muy difícil de tratar.

    

Y por todo esto, y porque no somos ciudadanos de segunda y tenemos los mismos derechos que los que viven el León, creemos que la especialidad de Endocrinología es una dotación necesaria para el Centro de Especialidades de Astorga, permitiendo una mayor accesibilidad a todos los pacientes, los de Astorga y los de las Comarcas, muchos de ellos necesitados de un control más exhaustivo de su patología diabética, hipertiroidea, de obesidad, de osteoporosis, etc.

    

También es necesario porque permitirá un ahorro económico para los usuarios y una perdida menor de días de trabajo para los familiares, y no supone un gasto para el Sistema Sanitario pues el mismo endocrino de referencia que está en León, se puede desplazar a nuestra ciudad.

    

Tenemos un centro magnifico que costó a todos los leoneses y castellanos más de ocho millones de euros. Exijamos entre todos que funcione a pleno rendimiento.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress