Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 26/07/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Mercedes Unzeta Gullón
30/06/2017

Ricardo Gullón. Es lo que es.

[Img #30437]

 

 

No hay que machacar agua en el mortero.

 

Por mucho que se empeñe el señor Huerta en repetir lo mismo en distintos medios para reafirmar sus débiles argumentos, y haga capítulos para enumerar los mismos cuatro acontecimientos honoríficos que, según nos cuenta con toda su gran modestia de yomímeconmigo, él mismo se ocupó de organizar en la capital del reino y en otros pagos en honor de Ricardo Gullón, el número es el número, y el lugar es el lugar. Por repetir incansablemente en sus escritos los mismos actos estos no se van a reproducir. Y aunque para hacer bulto enumere un sinfín de personajes que acudieron a dichos actos, ello no multiplica el acto. Un acontecimiento con muchas personas no quiere decir muchos acontecimientos, es uno solo con afluencia de individuos. Que fuera de las murallas le hagan homenajes a Gullón es muy lógico, pero no es el tema.

 

Si para salir al paso de la crítica sobre lo poco que la Administración se ha ocupado de Ricardo Gullón, hecho absolutamente constatable, el señor Huerta, blandiendo el báculo de la intelectualidad astorgana, que él mismo se ha adjudicado, e investido de un altísimo rigor  de suficiencia, se enfurece cual niño en el patio del colegio cuando le llaman gallina, y repite y repite los cuatro datos que maneja, y es irrespetuoso, y emite insultos personales, y desacredita sin criterio y no razona ni dialoga… verdaderamente no parece que haga gala de una capacidad pensadora honrosa, a pesar de que acompañe su firma con el insigne cargo de Pte. de la Asoc. de Amigos Casa Panero.

 

¿Qué sentido tiene disfrazar la realidad? La realidad, o “la verdad como bien a proteger”, del comportamiento de la Administración de la ciudad frente a Gullón es la que es, muy poco para lo que debía haber sido. Punto. Podría enumerar anécdotas al respecto, pero es cansino. Me quedo con el concepto.

 

En términos absolutos, el Todo es poco. Y si ya relativizamos, es poquísimo. ¿A qué viene ofenderse y ofender ante una cuestión incuestionable? Y ¿con quién vamos a relativizar? Pues lógicamente con el otro prócer literario de la ciudad, con Panero, del que no se deja de hablar y de hablar en los foros letrados de la villa, con motivo y sin motivo, como si fuera la única fuente de inspiración para levantar como la espuma el nivel cultural de los ciudadanos. La insistencia es tal que hasta parece que Los Panero fueran los gloriosos fundadores de la ciudad y se concurriera en una infracción municipal manifestar el bostezo al respecto. Aquí la evidencia es excesivamente palpable. Y ya. Comprendemos que el tema Panero es más fácil de manejar, tiene tirón de calle, y es el proyecto personal y de lo que más saben los que manejan el cotarro de la ilustración astorgana pero… el monotema siempre empobrece. Es bueno diversificar, abrirse.

 

Hay una vida literaria muy interesante para la energía cultural de la ciudad más allá de los Panero que lleva esperando mucho tiempo a ser puesta en valor en esta ciudad.

 

La importancia literaria y la repercusión internacional son otros temas incuestionables. No hay más que bucear en el campo literario para estar al tanto de esta razón. Desgastarse y desgarrarse discutiendo esta certeza es una enorme pérdida de tiempo y de energía para aquellos a quienes no nos sobra. Aquellos que van sobrados pueden marear y marear la perdiz hasta aburrir.

 

Que los cuatro componentes de la llamada Escuela de Astorga eran amigos, se querían, se respetaban y se alababan, es una realidad, nadie lo discute. Pero que fueran grandes amigos no tiene nada que ver con el peso literario de cada uno. Evidentemente no es para nada el mismo.

 

Que hay un joven que está catalogando las cartas, pues ¡estupendo! Ya era hora, después de estar arrumbadas desde el 2003 en los sótanos de la Biblioteca Municipal. Pero es un joven que lo está haciendo por impulso propio, particular, lentamente, en sus ratos libres, para sus estudios. No es un profesional de archivos. No está contratado por la Administración. No está acabada la catalogación. No lo incluya, señor Huerta, en sus méritos, ni se aproveche de los ajenos.

 

Lo que es, es. Y es una obviedad que Ricardo Gullón es infinitamente más conocido en el mundo literario nacional e internacional que los otros componentes de la llamada Escuela de Astorga, sin menospreciar a ninguno. Es una obviedad que Ricardo Gullón es el único astorgano galardonado con el Príncipe de Asturias. Es una obviedad que el legado Gullón es infinitamente más importante y solicitado nacional e internacionalmente que cualquier otro fondo literario que tenga la ciudad. Es una realidad que los valiosos fondos de Ricardo Gullón, donados por su hijo, llevan catorce años en las mismas cajas en las que vinieron, arrinconados en los depósitos de la biblioteca, y que hasta ahora no se han apreciado en lo que valen. Es una realidad que en Astorga muy pocas personas saben quién es Ricardo Gullón porque apenas se ha hablado de él en la ciudad. "It is what it is", señor Huerta.

 

Y acabo por donde empecé. Es estupendo que por fin se haga un congreso internacional este verano en la ciudad sobre este personaje astorgano tan relevante en la literatura universal.

 

Y finalmente yo me pregunto ¿por qué el señor Huerta se adjudica la responsabilidad municipal en el tema que nos ocupa? ¿tiene algún cargo institucional que se me escapa aparte de regentar la Casa Panero? ¿por qué asume este tema como cosa personal? ¿por qué llama sobrevenidos a las personas que él no conoce? ¿por qué se cree con derecho a insultar? ¿Acaso la insolencia y la soberbia va implícita en ese cargo que ha conseguido en la ciudad? ¿o quizás en la mera palabra Presidente?

 

O témpora, o mores

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress