Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 22/11/2017
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
TE PROPONEMOS...
Redacción
6/07/2017

¿Todavía produce España grandes jóvenes futbolistas?

 

[Img #30582]

 

 

En todas las áreas de la vida, descubrir, promover y apoyar a los jóvenes de talento es fundamental para un éxito duradero, y esto es especialmente cierto si hablamos de fútbol. Se trata de una lección que los mejores equipos de la liga sin duda se han tomado en serio durante la última década. A esta estrategia de fidelización, que ha llevado a que más de tres cuartas partes de los jugadores de la liga puedan ser elegidos para jugar en la selección nacional, se atribuye en parte el éxito que España ha tenido en los últimos años.

 

 

Cosechando los frutos

 

La selección española pasó de estar constantemente por detrás a convertirse en campeona mundial, dominando el panorama nacional y el de los clubs. Esta transición culminó en sus victorias en la Eurocopa 2008 y 2012, y en su inolvidable victoria contra Holanda en la Copa del Mundo 2010. Si se tiene en cuenta que la Eurocopa 2008 puso fin a una sequía de 44 años fuera de las principales victorias de los torneos, se hace evidente que habían acertado con su estrategia.

 

Esta transformación da la razón a la política de los clubes de la liga de hacer que los mejores jugadores de su cantera progresen primero hasta el club y después hasta la selección nacional. Si hablamos de talentos locales, el Atlético de Bilbao siempre encabeza la posición, ya que su equipo cuenta habitualmente con unos 15 jugadores vinculados al club desde la adolescencia.

 

Tal vez esto no sea una sorpresa en el caso de Bilbao, con su conocida política de cantera, pero se trata de algo que va más allá de las sensibilidades vascas. Si nos desplazamos a Barcelona, podemos ver exactamente el mismo patrón, su famoso centro de formación del que han salido nombres tan famosos como Messi, Xavi e Iniesta.

 

 

La selección europea Sub21

 

Aunque la selección nacional ha luchado para mantener el impulso de hace unos años, las recientes actuaciones del equipo sub-21, con sólidas victorias sobre Macedonia y Portugal, han hecho que los expertos de sitios deportivos como 888sport se entusiasmen con el futuro del fútbol español.

 

Por supuesto, muchas de las estrellas de 2010 y 2012 todavía juegan, pero para cuando llegue el mundial de Rusia 2018, al menos parte de la actual selección sub-21 formará parte de la selección española del futuro.

 

Un caso concreto es Saúl Ñíguez, un centro mediocampista que seguramente sería ya un pilar fundamental de otras selecciones nacionales. Ñíguez es un gran ejemplo de la política española de desarrollo de los jóvenes, ya que lleva jugando en el Atlético de Madrid desde los 14 años.

 

El jugador del Valencia José Luis Gayà es otro sub-21 que se convertirá en una parte importante del futuro de la selección absoluta. El lateral izquierdo compensa con creces su falta de altura con su velocidad y talento naturales. Gayà es otro producto del sistema juvenil español, ya que lleva formando parte del Valencia más de la mitad de sus 22 años de vida.

 

 

Construyendo para el futuro

 

Puede que España haya tenido un bache en los últimos dos años, pero ningún equipo puede esperar ganar todo. Lo cierto es que el carácter previsor de la política española de desarrollo de los jóvenes es algo de lo que pueden aprender otros países y que mantendrá a España en lo alto junto a los mejores en los próximos años.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress