Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 19/10/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Eloy Rubio
19/07/2017

Alientos y matalientos del animal cazador de Pokémons

Veguellina de Órbigo acogía este martes la presentación de ‘Homo Pokémons. Alientos, malalientos y otras exhalaciones'. Según dice Paula García Cote, Tirso Priscilio Vallecillos, el autor de la obra, es una especie de creador total que lo demuestra en los múltiples géneros que aborda. ‘Subway’, poesía. ‘Libro de cocina tradicional cánibal' (2016), narrativa breve y este de ahora ’Homo Pokémons’, libro de aforismos.

 

[Img #30830]

 

 

No hay un único Tirso Priscilio dice el prólogo del libro, sin embargo ese sentido de unidad, ese trascendental exige que lo consideremos así, que desde las perspectivas apuntadas intentemos o supongamos una unidad del sujeto que invoca esas vías y otras más con el fin de que entendamos al autor, a un autor. ¿Acaso esto no fuera necesario?. El poeta, el hacedor de aforismos y el cuentista responde a unas inquietudes similares, aunque cada aproximación favorezca un tipo de mirada, continúa diciendo Paula García. Cada mirada de lector apunta a la unidad del escritor, para empezar un nombre, Tirso Priscilio Vallecillos. El abordaje comienza desde la primera palabra, hasta donde quisiéramos llegar, siempre suponiendo un final de trayecto. Súbase usted primero a este ‘railroad poético’, sumérjase también en las culturas culinarias en lo crudo y lo cocido Lévi-Straussiano y busque el saber de aforismo en aforismo.”Todo está dicho, me limitaré a repetir lo mejor que pueda”, es el primero de los aforismos. Principio de diferenciación de los indiscernibles, lo nuevo en lo mismo, en lo otro, no existe lo igual en lo nuevo. Último de los  aforismos. “Epitafio: sin cobertura (la tierra no cuenta)". Lo más trágico es que este estupor de las paladas sobre el cajón tan temido nos pasará desapercibido.

 

Tirso manifestó en la presentación que en Veguellina se sentía como en su casa, pues a pesar de haber nacido en Motril pasó su infancia y adolescencia en Veguellina de Órbigo, estudiando los primeros cursos de su formación académica en el Instituto de F.P. de Astorga.

 

Sobre el título de ‘Homo pokémons’ dijo que en el aforismo de la contraportada del libro: “La ironía de llamar evolución al camino desde los homínidos recolectores al hombre cazador de pokemons” Es decir, que hemos evolucionado a este hombre tecnológico listo ante una pantalla el día entero o con el palo de ‘selfie’ como toda espada de héroe. Una evolución que  aísla y transforma lo que sería el proyecto vital en un proyecto virtual de puro juego, de ilusionismo puro.

 

“Yo denomino a mis aforismos ‘Alientos y matalientos’ que es una contracción semántica de lo positivo y lo negativo.”Dijo en la presentación.

 

Tomás Néstor lo definió como un cartógrafo y geógrafo de los sentimientos y de las emociones. De ‘Homo Pokémons’ dijo que además de un libro de aforismos era una autobiografía, y efectivamente explico que “el último apartado del libro, el de los ‘Créditos’ es una sucesión de aforismos que es todo un poema autobiográfico sobre los momentos más importantes de su vida.

 

 

[Img #30833]

 

 

El resto de ’Homo pokémons’ es como un pantallazo del mundo contemporáneo. No hay nada dejado al azar en la distribución de este libro, utilizando como horma el mundo de los pokemons, las distintas secciones se agrupan por las diferentes características de estos personajes. Ya desde la primera sección: ‘Tutorial: Profesor Oak’, se explica adoptando el modo pokemon lo referido a la expresión y la expresión literaria, al uso de la lengua, del pensamiento y de las relaciones entre ambos. En seguida en el segundo bloque de aforismos: ‘La mirada del Homo Pokemon’ se aborda el modo de percepción de este modo de habitar humano. En el penúltimo apartado ‘Homo Pokémons’, el apartado más definitorio del libro, se consideran las tecnologías, el modo de consumo, la relación con el mundo animal y de la naturaleza y la relación con los demás desde un punto de vista bastante crítico. Otro conjunto de aforismos es el ‘Store’ donde, como en los videojuegos, se puede ir a comprar productos, que aquí son palabras para articular en el aforismo de una manera nueva adquiriendo así un aire de gregería o de absurdo. En las sucesivas secciones aborda aforísticamente siempre en paralelismo con el mundo pokemon temas como las relaciones sociales, aspectos de la sexualidad, aforismos existenciales en 'Jugar o no jugar' (véase el paralelismo con ser o no ser). En ‘Ditto’ (Así se llama un personaje de los juegos que tiene la propiedad de hacerse con los poderes de quien tenga enfrente) se apropia con modificaciones que voltean el sentido de textos ajenos o de dichos populares que altera para el fin correspondiente.

 

Es un libro a decir del autor en que a pesar de que haya aforismos divertidos, domina lo crítico, en el que no queda casi nada al azar y en el que las secciones están todas justificadas desde la semiótica del mundo pokemon.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress