Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 21/02/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Samuel Yebra Pimentel
3/08/2017

Retornos no absueltos de memoria astorgana

Guardar en Mis Noticias.

 

[Img #31212]

 

 

 

Hemos visto al alcalde últimamente en figuras varias de su desnudez: la desnudez astur, la romana, la desnudez del  húsar y mercenario lansquenete nada salvíficas. Le queda la última y más terrible de las desnudeces, la más ferviente y dolorosa de las que ha ido probándose, la de la túnica de Neso. Ya se le ha oído el primer quejido tras el velo de una orden: ¡CÁLLESE¡

 

En democracia los procedimientos formales son importantísimos, las maneras y las formas fundamentales. Los tonos y desatinos tienen que ser observados, reconducidos a una visión amable y convicta de que el oponente pudiera tener la razón. Los ‘desatonos’ del alcalde, su ordeno y mando vociferante lo dejan al pie del argumento autoritario, fuera de sí, en la retórica del cenicerazo.

 

Esa manera de impedir la expresión de un político oponente supone también una infinita capacidad de tolerar la intolerancia, lo que se llama por lo común hipocresía; es decir, incongruencia entre los valores proclamados (diálogo) y la práctica efectiva (autoritarismo)

 

Se acaba de inaugurar en la Casa de Panero la exposición fotográfica ‘Astorga en el recuerdo’. ¡Qué pena que no la titularan ’Astorga en la memoria’! Las palabras nunca suenan sin razón, como tampoco lo hacen las campanas.

 

Una exposición que, junto al tono del alcalde, nos abre al grito. En una de sus salas podemos ver como el 3 de abril de 1938  los soldados de la Legión Cóndor, los mismos que bombardearon sin escrúpulos la población civil de Guernica, son bendecidos y vitoreados por una parte de la población astorgana. Unos con plena convicción, el mal convicto y bautizado de bondad, y otros a duras penas, por ver de quitarse el sambenito de relapsos.

 

Un sambenito de relapsos a modo de listado que vuelve a circular contra el uso ‘inadecuado’ de las redes sociales: Facebook y otras… A quienes se les haya ocurrido compartir una noticia, o pinchar un ‘me gusta’ en opiniones críticas con el ‘buen hacer’ de la coalición municipal, que sepan que están siendo vigilados, que podrían ser advertidos… ¿Con qué razones? (peculiaridades de la transigencia neoliberal)

 

La túnica de Neso, la más terrible y dolorosa se enseñorea con esta exposición de la memoria colectiva astorgana y uno/a podría ver allí a su padre o a su abuela, avergonzándose de lo que él o ella misma, por cobardía, por temor, seguirá tolerando que pase. (Tolerancias de la intolerancia, cosa mística neoliberal)

 

Unos niños en uno de los balcones del Ayuntamiento disfrutan de las salvas salvíficas de los ‘desfileros’. Los únicos, los niños, sospechosos de nada.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress