"/>
Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 11/12/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
16/08/2017

La 'patata caliente' de la ordenanza de terrazas sigue bloqueada en la Casona

Después de cuatro meses desde que la Concejalía de Seguridad Ciudadana y Obras anunciara en el mes de abril, que la modificación de la ordenanza que regula la instalación y el uso de terrazas estaría lista para ser aprobada (el concejal Ángel Iglesias hablaba que en el pleno de mayo), la regulación de la ocupación de las mesas y sillas en los espacios públicos sigue "en el cajón", según Izquierda Unida. Desde el equipo de gobierno, los concejales de Seguridad Ciudadana y de Comercio aseguran que el desbloqueo está pendiente del visto bueno de Intervención a la ordenanza fiscal que regulará las tasas.

[Img #31527]

 

 

Al 'toque de atención' de IU se une el malestar de varios ciudadanos que han enviado a Astorga Redacción las fotos que acompañan esta información, con el fin de denunciar la "ley de la selva" -según comentan- con la que actúan algunos propietarios de establecimientos de hostelería, dejando apenas espacio en las aceras y calles para que pasen los peatones. 

 

Los concejales de IU aseguran que "es un asunto que se alarga en el tiempo y que por su importancia creemos que no es posible ni deseable postergar. No por su dificultad tenemos que dejarlo en 'el cajón' y se hace necesario abordar de una vez la cuestión, pues ya hemos pasado el ecuador de este verano y seguimos en punto muerto".

 

La competencia sobre las modificaciones de la ordenanza que regula la instalación y el uso de terrazas hasta ahora venía siendo ejercida por la Concejalía de Seguridad Ciudadana, pero según ha confirmado este periódico hace más de un mes ha pasado a asumirla la Concejalía de Comercio e Industria. El traspaso de la 'patata caliente' se debe, según los dos ediles del equipo de gobierno PP-PAL, a que la Concejalía de Seguridad Ciudadana ya ha realizado su trabajo dando forma a la nueva normativa que ahora está pendiente de la ordenanza fiscal que regulará las tasas de ocupación de la vía pública. Ángel Iglesias ha indicado que el documento está pendiente del visto bueno del Servicio de Intervención, cuya responsable lo tiene encima de la mesa desde hace "un par de meses", ha detallado el concejal. Según Iglesias, las dos normativas municipales "tienen que ir aparejadas".

 

 

[Img #31524]

 

 

Nueva ronda de negociaciones

 

El nuevo responsable municipal de desbloquear una ordenanza muy complicada de aprobar por los intereses del sector de la hostelería que están en juego, el concejal de Comercio y teniente alcalde, Pablo Peyuca González, ha subrayado que se trata de "una ordenanza importante para la economía de una ciudad turística como es Astorga". Peyuca anuncia una nueva ronda de reuniones con todos los implicados a partir de septiembre. "Tenemos que encontrar el equilibrio", ha señalado, entre los intereses de los hosteleros y la ciudadanía, un aspecto sobre el que también incide IU proponiendo la necesidad de crear un grupo de trabajo o una comisión especial dedicada a estudiar la situación de las terrazas en Astorga, integrada por todos los grupos implicados, desde la Hostelería, el Comercio, Asociaciones Vecinales y asociaciones que representen a personas con algún tipo de discapacidad. 

 

Mientras en la Casona la ordenanza 'viaja' de una concejalía a otra y no acaba de salir del despacho de Intervención (según ha indicado Ángel Iglesias), desde IU, que también consideran la hostelería y el turismo como "sectores estratégicos" para la economía local, indican que "debemos ser conscientes de que los espacios públicos deben ser mimados y adecuados a la actividad cotidiana de sus habitantes y actuar de forma escrupulosa y con diligencia a la hora de garantizar que esos espacios sean amables para la ciudadanía y mantengan la armonía y se cuide la accesibilidad (no solo de personas sino también de vehículos de emergencias ante cualquier contingencia -crucemos los dedos-)".

 

Según los concejales de Seguridad Ciudadana y Comercio, la Policía Municipal está actuando para advertir a los hosteleros que incumplen las mínimas reglas de convivencia de que deben retirar de las aceras las mesas y todo tipo de mobiliario que dificulta el paso de los peatones. Ángel Iglesias ha precisado que los hoteleros que están colocando más mesas de las que figuran en la petición registrada en el Ayuntamiento, pagarán por ellas.

 

 

[Img #31525]

 

 

Detalles de las modificaciones de la ordenanza 

 

En la normativa municipal presentada en el mes de abril por el Concejal de Seguridad Ciudadana, se indica que será igual para todas las zonas de la ciudad. Prohibirá la instalación de carpas y cerramientos, carteles (el Ayuntamiento indicará el tipo de carteles adosados a las paredes, nunca en medio de las calles y plazas, que se podrán instalar), elementos ornamentales como maceteros que impidan el tránsito de personas con discapacidad, tampoco estarán permitidas máquinas expendedoras o de otro tipo, ni mostradores para el despacho de bebidas.

 

La ordenanza obligará a que las terrazas ocupen sólo la fachada del establecimiento, en caso de que pueda prolongarse a las fachadas contiguas será porque exista una acuerdo con los propietarios de los edificios. A partir de su entrada en vigor, la superficie que ocupen las mesas y sillas deberá dejar suficiente espacio para que en las calles puedan pasar vehículos de emergencia. Las que estén colocadas en las aceras de enfrente de los establecimiento, de tal manera que los camareros deban cruzar la calzada, el Ayuntamiento declarará zona 30 a la calle para que los vehículos no puedan exceder esa velocidad. Y las que deban invadir zona ORA, el concejal de Seguridad Ciudadana consensuará con el resto de grupos cómo se regulará su instalación para que nadie se sienta perjudicado. En las aceras se deberán dejar libres 1,80 metros para que los peatones circulen con fluidez.

 

Especial mención tendrán las terrazas de categoría especial de la Plaza Mayor: sólo podrán ser instaladas en siete metros a partir de las columnas de los soportales de tal manera que estos queden libres para el tránsito de personas, por lo tanto tampoco se podrán colocar muebles ni elementos ornamentales. El edificio del Ayuntamiento deberá ser respetado en todo su perímetro y las más próximas tendrán que dejar espacio suficiente para el tránsito de vehículos de emergencia y peatones.

 

 

[Img #31526]

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress