Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 20/09/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Astorga Redacción
16/08/2017

San Roque de Lagunas y el desparpajo del perrillo

Guardar en Mis Noticias.

Los hijos de la Somoza han subido en procesión al santo hasta la ermita situada en el monte entre Lagunas y Valdespino. Numerosos romeros han acompañado al patrón.

[Img #31529]

 

 

San Roque, santo francés del siglo XIII, es uno de los más venerados en el noroeste de España, por su eficacia contra la peste, que por aquel tiempo era la bubónica. Por eso lo vemos llagado y purulento, junto a él un gozquecillo, Melampo, que le lame y purifica las bubas de su peste. Quizás sea el más venerado de toda la provincia de León, aseveran Puri Lozano, Miguel Sánchez y David Gustavo López, eso sí con el permiso de la Virgen de Agosto, “erigiéndose en su honor más de treinta ermitas y elevándose al patronazgo de casi otras setenta localidades.”

 

 

[Img #31530]

[Img #31532]

[Img #31533]

 

 

Un santo muy popular y milagrero, más incluso que el San Benitiño de Lérez, con infinidad de canciones y coplas en su honor. La más famosa: “El perro de San Roque”, pero es muy conocida también la estrofa de la canción de ‘San Roque’, con tantas variantes como ermitas tenga: “OH, San Roque, Roque, Roque, /  El del Perro con el Pan, / OH, San Roque, Roque, Roque, / Viva el santo, Viva el can.” 

 

 

[Img #31534]

[Img #31535]

[Img #31536]

 

 

Salió de la iglesia de Lagunas de Somoza al día soleado por la puerta románica y ascendía a la ermita. Antes de tomar la cuesta empinada se hizo una parada; se posó la efigie del santo en el suelo, orientandolo hacia la iglesia parroquial,  “para que San Roque se despidiera por un tiempo de su lugar natural, mientras permanezca en la ermita”, dijo el cura. Allí se cantaron  unas rogativas a San Roque: “Te subimos a la ermita / para celebrar tu fiesta / y de ti nos despedimos.”

 

 

[Img #31531]

[Img #31537]

 

Una vez en la cumbre del teso, en la ermita, los pendones ondeantes abriéndole camino, circundaron el templo, para al segundo paso por la puerta entrar en él para celebrar la misa.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress