Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 19/09/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Partido Socialista de Astorga
19/08/2017

Ricardo Gullón: un homenaje emborronado

[Img #31578]

 

 

La celebración en Astorga de un congreso dedicado a Ricardo Gullón, una de las cumbres de la crítica literaria española, premio Príncipe de Asturias de las Letras y miembro de la Real Academia de la Lengua, ha sido una noticia positiva para todos.

 

También ha sido positiva la colocación de una placa en su memoria, realizada por el artista Benito Escarpizo, en el Salón Plenario Municipal, al lado de las dedicadas a otras grandes personalidades vinculadas a nuestro pasado.

 

Astorga puede enorgullecerse de un patrimonio artístico, histórico y cultural, y de sus numerosos hijos ilustres, entre los que Ricardo Gullón (1908 - 1991) figura sin duda como uno de los más destacados.

 

Gullón aunque centrado en un principio en su carrera jurídica, pronto se orientó hacia el mundo literario, donde desarrolló una tarea fecunda, pese al dramático paréntesis abierto con el golpe militar del 18 de Julio. Luego continuaría una extraordinaria actividad vocacional en Estados Unidos, desde donde ejerció una magistral influencia a un lado y otro del Atlántico.

 

La urbe –que respeta profundamente a su hijos de acreditada valía- profesa un enorme respeto a este autor, integrado en lo que Gerardo Diego denominó la Escuela de Astorga, y muy cercano siempre a su tierra de origen. Por ello todos los ciudadanos valoran positivamente el congreso y este nuevo homenaje.

 

Pero en medio de esta celebración, desde el Partido Socialista hemos de lamentar un borrón: la desafortunada entrevista de uno de los hijos del homenajeado, menospreciando el afecto de las anteriores corporaciones a su progenitor y realizando una serie de críticas faltas de objetividad a distintas personalidades de la vida cultural y política, críticas no sólo injustas sino extemporáneas.

 

Las declaraciones de Germán Gullón son manifiestamente desmesuradas al valorar de una forma deplorable la capacidad y ejecutoria de diversas personas que siempre han trabajado por la cultura de esta ciudad; las declaraciones son incluso contraproducentes al comparar la valía de su padre con la de Leopoldo Panero… imaginando una competición que nadie sino él establece, y hablando de una ciudad en la parece que “hubiera dos mafias sicilianas (sic)”.

 

Por ser inconsecuente, tras un largo muestrario de adulaciones al Equipo de Gobierno municipal actual y a su alcalde, termina anunciando que tenía pensado entregar a Astorga una segunda parte del legado personal de Ricardo Gulllón, en la que se hallaba un par de cuadros de Miró y la escultura que ganó el autor como Premio Príncipe de Asturias. … Pero, tras la oferta, añade que ya no dará nada de eso a Astorga. “Ya no”, dice rotundo.

 

Desafortunadas declaraciones de Germán Gullón, precisamente cuando la ciudad estudiaba y honraba la magnífica labor de Ricardo Gullón. Lamentables, cicateras y faltas de grandeza. Todo lo contrario al espíritu de su padre.

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress