Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 23/11/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Astorga Redacción
27/08/2017

"La humilde Sequeda... saluda mis ojos"

La Senda Poética Leopoldo Panero Matanza concluye este domingo en Castrillo de las Piedras, en Villa Odila con una lectura de poemas y música a partir de las 19 horas. Los senderistas finalizarán un periplo que comenzaba el viernes en la casona del poeta en Astorga.

 

[Img #31781]

 

 

Este sábado los participantes en la 'Senda Poética de Leopoldo Panero' llegaban a Matanza al mediodía. Luego de un breve refrigerio ascendieron hasta la iglesia parroquial donde leyeron, antes de descansar para reiniciar la jornada, el poema ‘Pequeño canto a la Sequeda: “Todos los veranos / bien de madrugada, / la humilde Sequeda, / como una palabra, / saluda mis ojos / con surcos y alas; / y entre las encinas, / desde mi ventana, Valderrey asoma, / dibuja Matanza, / su fiel lejanía / de errantes campanas".

 

Efectivamente por detrás de la iglesia se divisa Valderrey, ya cercano su destino de Castrillo de las Piedras, donde hoy domingo serán recibidos a las 19 horas con el acto ‘Entre encinas y los Panero’, que comenzará con la lectura de poemas de Leopoldo Panero, para continuar a las 19,30 horas con el concierto ‘Música entre encinas’ a cargo de la Banda de la Escuela Municipal de Música de Astorga.

 

Esta edición que dedican a Marisa Alonso Panero y a ‘Chema’ Rubio, se caracteriza porque han ampliado la senda a tres días y dos noches, lo que les ha permitido incorporar algunos pueblos importantes que en ediciones previas se habían quedado fuera: Piedralba, Oteruelo de la Valduerna y Morales del Arcediano en la Maragatería, Cuevas en la Sequeda y Barrientos y Nistal en la Vega.

 

 

[Img #31783]

 

 

Este año se han incorporado a la senda algunos de los fundadores de la senda alicántina de Miguel Hernández, “un esfuerzo a la transversalidad entre estas dos sendas que son tan parecidas.”

 

En la Casa Panero el lunes habrá una firma de hermanamiento entre las dos sendas con el fin de aunar esfuerzos y difundir estos actos poéticos.

 

En cada parada los senderistas leen poemas mayormente de Leopoldo Panero, a veces también inspirados en la senda. Uno de los poemas que leen fue escrito llegando a Castrillo en la primera edición por Chema Rubio.

 

Tras la primera jornada del viernes que llegaron para dormir en Santiagomillas, en esta segunda jornada habían pasado por Monfrontinos, Curillas, Tejadinos y Matanza, donde hicieron descano, para salir en dirección a Cuevas, localidad que se incluye en el trayecto por primera vez, para continuar por Valderrey hasta Bustos, donde pasaron la noche.  El domingo saldrán hacia Riego de la Vega, San Félix, Villar, Carral y Barrientos, donde se hará una comida y posterior filandón; por la tarde se dirigirán a Nistal de la Vega, que también se estrena en la ruta, para finalizar en Castrillo de las Piedras.

 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress