Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 19/07/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
28/08/2017

Tras el incendio, las intensas lluvias contaminan las aguas en Cabrera y la cabecera del río Eria

Guardar en Mis Noticias.

[Img #31821]

 

 

La Diputación de León suministrará en las próximas horas agua embotellada para el consumo doméstico a los habitantes de los municipios de Encinedo y Truchas, afectados por el incendio registrado en la comarca de Cabrera en la última semana. Ante la petición formulada por los ayuntamientos, la institución provincial llevará a cabo este suministro con el objetivo de que los habitantes de estos municipios puedan disponer de agua corriente para el uso doméstico.

 

La lluvia de las últimas horas no solo ha ayudado al control del incendio, que ha calcinado cerca de 10.000 hectáreas desde el pasado lunes, pero la llegada de las precipitaciones y su abundancia han provocado otros daños en la zona, donde se pueden encontrar ahora auténticos lodazales de cenizas que han llegado incluso a los ríos y acuíferos de la zona, algo que imposibilita el consumo de agua en la zona.

 

En los próximos días los alcaldes de los municipios afectados y la Junta se reunirán para analizar la situación tras este grave siniestro y consensuar medidas a tomar, entre ellas la posible solicitud de ayudas para rehabilitar la zona tras el fuego. Además de los estragos del fuego, las intensas lluvias de los últimos días que han servido para ayudar a sofocar las llamas también preocupan por las posibles contaminaciones del suelo y de los ríos de Cabrera.

 

 

Prohibido beber el agua de la traída en Castrocontrigo

 

Las consecuencias nefastas del incendio declarado hace una semana en Losadilla y las intensas lluvias del domingo se dejan notar en Castrocontrigo. La localidad situada en la entrada a Cabrera ha tenido que cortar el abastecimiento de agua potable ya que las cenizas afectan al curso alto del Rio Eria desde su nacimiento en las laderas del Teleno.

 

La decisión se adopta dada la alta concentración de residuos en el agua tras el incendio, que hacen que los sistemas de filtrado y depuración no la puedan potabilizar, explican desde el Ayuntamiento. El resto de localidades del municipio no se han visto afectadas, al no obtener su agua vinculados al cauce del río. Este hecho se agrava por el estado de sequía y el bajo caudal de agua que lleva el rio Éria. 

 

El presidente de la Junta Vecinal de Castrocontrigo, Darío Carracedo, ha emitido un bando en el que advierte de que el agua no es potable prohibiendo su utilización "para beber o hacer la comida".

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress