Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 23/11/2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
9/09/2017

Castrillo y Velilla de la Valduerna piden apoyos en change.org para que el agua vuelva a correr por las zayas

La decisión de Confederación Hidrográfica del Duero ha secado los pozos de agua de las dos poblaciones que desde mediados de agosto se abastecen con camiones cisterna. La falta de caudal ha provocado la muerte de la fauna acuática.

[Img #32055]

 

 

La plataforma change.org recoge estos días apoyos para Castrillo y Velilla de la Valduerna, dos pueblos de la ribera del Duerna "para exigir a los responsables de la Confederación Hidrográfica del Duero que permitan de nuevo que el agua vuelva a su(s) cauce(s): las zayas que es por donde ha pasado siempre", se señala en la petición iniciada por Laura Pérez. La campaña lleva el título de 'El pueblo con más agua de León se muere de sed'.

 

En la petición se argumenta que desde primeros de agosto los cortes de agua han sido frecuentes hasta que a mediados de mes los pueblos se abastecen con camiones cisterna. Quienes han organizado esta campaña, hacen hincapié que este verano la Confederación Hidrográfica del Duero "desde un despacho decretó sin ofrecer razón alguna, que los cauces permanecieran secos ante la sorpresa de sus habitantes. Toda el agua discurriría por el río. Hasta ahora parte del caudal iba por las zayas y el resto por el río", explica Laura Pérez, quien señala, "¿consecuencias más inmediatas? Muerte de toda la fauna acuática de las zayas, pérdida de los cultivos al no poderse regar y la última, la más grave, corte del suministro de agua potable al secarse el pozo debido a que sus manantiales se alimentaban del agua que se filtraba de las acequias". 

 

Recuerdan en la petición que desde tiempos inmemoriales por el casco del municipio discurrían tres arroyos "aquí llamados zayas", con los que los vecinos regaban sus cultivos, las mujeres lavaban la ropa, bebían los animales y hasta molían cinco molinos. "Al menos desde hace doscientos años hay constancia de que siempre fue así, con veranos lluviosos y otros secos donde los haya, bastante más secos que el de 2017". Desde que hace 40 años el agua corriente llegó a las casas el pozo siempre abasteció al pueblo.

 

Por eso, "los más viejos del lugar (ya próximos al siglo de vida) se echaban las manos a la cabeza. 'Si me dicen a mí que iba a ver esto no me lo hubiera creído', es el comentario más escuchado entre los vecinos", asegura Laura Pérez en la solicitud de firmas de la plataforma.

 

Campaña en change.org

El pueblo con más agua de León se muere de sed

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress