Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo 19/07/2018
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
ileon.com
14/09/2017

'Ecologistas' denuncian que uno de cada cuatro hectáreas quemadas en España son de León

Guardar en Mis Noticias.

La organización conservacionista exige medidas urgentes, como aumentar la superficie protegida por la Red Natura 2000 a la mayor parte del territorio incendiado en La Cabrera.

[Img #32149]

 

 

Ecologistas en Acción ve con preocupación creciente la ola de incendios forestales que asola la provincia de León desde principios de 2017. A través de una nota de prensa, destacan que si en el conjunto del estado español los incendios forestales han arrasado 84.000 hectáreas en lo que va de año, sólo en la provincia de León se han quemado ya unas 20.000 hectáreas, cerca de la cuarta parte del total. "Cifras que dan la medida de un problema ambiental, social y económico que es de  primerísimo orden en la provincia" leonesa.

 

Ecologistas en Acción ha presentado este jueves un escrito en el que propone aumentar la superficie protegida por la Red Natura 2000 a la mayor parte del territorio incendiado en el fuego registrado en la comarca leonesa de La Cabrera. Concretamente, solicitan que el Plan de Gestión y Conservación de la Sierra de La Cabrera, aprobado el 16 de septiembre de 2015, comience a aplicarse de manera inmediata, y se amplíe el territorio protegido a las zonas incendiadas, se delimite la ampliación sobre el terreno y cuente con el consenso de la población afectada.

 

Si la Junta adoptara esta medida y la dotase de presupuesto, por medio de una adecuada financiación en el tiempo, afirman, serviría para consolidar y recuperar actividades de aprovechamiento sostenible del monte (apicultura, silvicultura, micología, pesca, ganadería extensiva, turismo rural y de naturaleza) y también para mantener y mejorar los servicios públicos en los pueblos de la zona, que de ese modo percibirían su pertenencia a la Red Natura 2000 como una oportunidad real de desarrollo ambiental, social y económico.

 

Además, solicitan se adopten urgentemente distintas medidas como una completa evaluación de los daños que el incendio -que arrasó cerca de 10.000 hectáreas- causó en los valores naturales que presenta el territorio como Red Natura 2000, es decir a los hábitats y especies de interés comunitario que justificaron su inclusión en la Red, incluido el daño a los ecosistemas fluviales por arrastre de cenizas yerosión del terreno. También, reclaman que se evite el efecto de la contaminación del agua sobre las personas y los animales provocado por el arrastre de tierra y cenizas, con actuaciones coordinadas de la Junta de y las Confederaciones Hidrográficas del Miño-Sil y del Duero.

 

El colectivo conservacionista pide consolidar el escaso suelo fértil y paliar la erosión con actuaciones tales como construir fajinados, cubrir los suelos más expuestos al arrastre de las cenizas y, en cumplimiento de la Ley de Montes, impedir los aprovechamientoscinegéticos y ganaderos hasta conseguir la regeneración del suelo, lavegetación y la riqueza botánica.

 

Reclaman también inventariar los bienes públicos en todos los pueblos afectados, reconvertir los edificios públicos que no se usen en viviendas para arrendamiento barato que facilite la llegada de población joven a los pueblos, crear o mantener furgonetas taxi por parte de los Ayuntamientos para el uso de los vecinos que no dispongan de vehículo propio, potenciar el turismo de naturaleza, elaborar planes de viabilidad para el sostenimiento de la ganadería extensiva y realizar tratamientos silvícolas en las masas arboladas y optimizar el uso de la biomasa de forma local en armonía con el resto de aprovechamientos.

 

Para Ecologistas en Acción, este año de fuerte sequía, agravada por los efectos globales del cambio climático, "visualiza tanto la ineficacia de las políticas de la Junta de Castilla y León en materia de prevención de incendios forestales, como la mala gestión que la administración autonómica realiza de los espacios naturales protegidos y en general de los recursos ambientales de esta Comunidad".

 

Al mismo tiempo, censura "los recortes en servicios públicos básicos de sanidad, educación y transporte en el medio rural, que la Junta lleva practicando desde el inicio de la crisis" y que a su juicio "están haciendo una gran labor a favor de los incendios forestales, ya que el deterioro de la calidad de vida en los pueblos incentiva el éxodo rural y la despoblación, a su vez, está ocasionando un aumento espectacular del combustible en nuestros montes". 

Astorga Redacción. Periódico digital de Astorga, Teleno, Tuerto y Órbigo
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress